VOX, a través de su secretaria general del grupo parlamentario -Macarena Olona-, ha llevado al Pleno del Congreso una proposición no de ley donde pretende garantizar la «obligación» de todos los españoles de conocer el castellano.

Que medios progres o abiertamente secesionistas como elnacional.cat se hayan escandalizado con la propuesta y nos acusen de querer «imponer» el castellano demuestra la pertinencia de la medida. La instauración de examenes o pruebas de nivel para acreditar el conocimiento de la lengua (especialmente en zonas donde coexista con otra cooficial) simplemente trata de ofrecer una garantía al conjunto de los españoles para que éstos puedan vivir «plenamente» su españolidad en castellano sin tener que avergonzarse o sufrir la persecución de las administraciones autonómicas.

La desorientación que sufren los medios y los progres ya la puso de manifiesto el líder de VOX en su discurso en la primera Asamblea de Vistalegre, cuando pronunció las siguientes palabras:

Para garantizar el carácter vehicular del castellano VOX ha propuesto actuar en tres espacios a la vez. En primer lugar garantizando que a los funcionarios no se les pueda exigir más que el conocimiento de la lengua oficial en toda España (claro ataque a las administraciones autonómicas que buscan romper la indivisible unidad de la nación), mientras que asegura que las administraciones se dirijan a sus ciudadanos (en los territorios con lenguas cooficiales) en las dos lenguas propias de dichas regiones.

Finalmente, el último conjunto de medidas propuesto por VOX consiste en reforzar la capacidad sancionadora del Estado respecto a los infractores de las directrices anteriores. Situaciones como la vivida la semana pasada en el parlamento autonómico catalán, donde se aludió a «la raza catalana», no son sino el resultado de muchos años de políticas lingüísticas que persiguen y denuncian a los españoles que hablamos, pensamos y vivimos en español. Frente a ellos, tal y como recuerda el diputado por Barcelona (Ignacio Garriga), siempre se encontrará la voz, sin complejos, de aquellos que amamos a nuestra patria y que defendemos nuestras identidad común.