En el día de ayer, y hoy lo hemos vuelto a hacer, publicábamos la carta que había dirigido el Consejero de Salud de la Junta de Andalucía al ministro filósofo de Sanidad del gobierno de España en la que se quejaba de que hubiera desviado 500.000 mascarillas que había comprado la Junta de Andalucía a su proveedor habitual y se hubiera quedado el gobierno con ellas.

Es más, tenemos noticias que nos indican que ese “desvío” se ha producido con nocturnidad y alevosía. Nos preguntamos si el ministro filósofo habría atrevido a hacer algo así con Cataluña o Vascongadas. Pero no solo eso, a lo largo de esta semana y media que llevamos con este ascenso de infectados y muertos que, “curiosamente”, se ha producido justo después de las manifestaciones feministas del 8 de marzo nos encontramos, también, con que los responsables políticos de la comunidad autónoma de Madrid están siendo atacados desde los medios altavoces del gobierno, TVE incluida, en lo que constituye un claro ataque del gobierno central para desviar la atención.

Desde que Sánchez fue nombrado Presidente del Gobierno se han visto claros ataques del gobierno a las comunidades donde no gobierna el PSOE o gobiernan sus aliados, los partidos separatistas. Tristemente, parece que con algo tan grave como lo que estamos sufriendo ahora pasa exactamente lo mismo, aunque parezca mentira.

PARA VOTAR A LA ENCUESTA ACCEDE A ESTE ENLACE