El vicepresidente primero de VOX, Jorge Buxadé, ha valorado la comparecencia que ha realizado Pablo Iglesias junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa.

El eurodiputado ha responsabilizado al presidente Sánchez de poner, al frente de la crisis, a Pablo Iglesias, un vicepresidente cuya única ambición ha sido la de “continuar con su agenda golpista”.

Buxadé, además, ha señalado que las medidas que está tomando el actual gobierno de la nación no han sido pensadas ni propuestas por Iglesias, que simplemente trata de instrumentalizarlas y que, además, carece de los conocimientos y la experiencia para implementarlas.

Según el eurodiputado de VOX los españoles están teniendo que soportar a un vicepresidente y a un gobierno que hace semanas que era consciente que la crisis del coronavirus llegaría a España. Y, sin embargo, estuvo animando sin cesar a miles de compatriotas a acudir a la manifestación del 8 de marzo.

También eran conscientes de que, con ello, se incrementaba el riesgo de desbordar el sistema sanitario, pero ni aun así tomaron las medidas preventivas pertinentes hasta que ya ha sido demasiado tarde.

Y en la actualidad saben que el confinamiento va a tener unos efectos devastadores para la economía española pero, como se niegan a admitirlo públicamente, están utilizando a toda una serie de medios afines para tratar de hacernos creer que la llegada de esta crisis era inevitable e imprevisible.

Buxadé ha relatado cómo el gobierno se ha servido del decreto que activaba el Estado de Alarma para “regalarle a Pablo Iglesias el CNI”, con lo que están demostrando que, lejos de la tesis de VOX, las administraciones públicas no están poniendo todos sus esfuerzos en centrarse en superar la epidemia.

Para Buxadé, al igual que para el líder de VOX, Santiago Abascal, que Pablo Iglesias entre en la comisión del Congreso que controla el CNI es un hecho de una enorme gravedad pues él es el verdadero responsable de la emergencia sanitaria y social que está viviendo el país.

Iglesias, que trata de hacer un discurso de oposición mientras infringe la cuarentena y se sienta en el Consejo de Ministros, ha sido con su inacción y con la presión que está ejerciendo sobre el gobierno, el principal responsable de la gravedad de la situación. Mientras el gobierno, a través del presidente, pedía la unidad nacional en el Congreso de los Diputados, el vicepresidente llamaba a una cacerolada para boicotear el discurso de la jefatura del Estado y dividir a los españoles.

Buxadé ha asegurado que, una vez transcurra la epidemia y se recupere la normalidad, VOX exigirá las responsabilidades pertinentes por cada vida que se haya perdido por la inacción del gobierno.

Aunque VOX haya priorizado la unidad nacional de los españoles por encima de cualquier otra línea, en el partido son conscientes que políticos como Iglesias no están tratando de buscar soluciones a la emergencia sanitaria, sino que el fin último de sus comparecencias es servirse de ella para aumentar su poder.

Finalmente, el eurodiputado catalán ha concluido su discurso con un mensaje de ánimo y esperanza para los españoles en el que agradecía su labor y les aseguraba que “España prevalecerá”.