De todos los acontecimientos y noticias semi ocultas (por la prensa de estirpe) que delatan la íntima relación del magnate Soros con Pedro Sánchez, vamos a centrar nuestro esfuerzo en descubrir como este manipulador mundial tiene previsto salvar a sus peones mundiales, en el caso de que estos fracasen estrepitosamente y caigan en desgracia popular, al intentar cumplir los mandatos que les encomienda ejecutar sobre las naciones en las que estos lacayos “gobiernan”, con único el objetivo de implantar el globalismo. 

Para nuestra desgracia, el magnate Soros ha elegido a este pobre alfeñique que preside el gobierno de España, llamado Sánchez, para ejecutar en nuestra patria su misión mesiánica de implantar el globalismo. Como todos los líderes megalómanos que han existido en la Historia, Soros, también tiene en su mente dominar el mundo. 

Desde el amanecer de los pueblos, las potencias más poderosas y organizadas de cada época ansiaban con invadir a sus vecinos, y para vencerles totalmente, debían imponerles su forma de pensar, su religión y sus esquemas sociales.

Todos los intentos de dominar el mundo, han tenido un denominador común: el fracaso. Los motivos de este repetido fiasco histórico, han sido variados: unas veces por el agotamiento del proyecto, otras a causa de un acontecimiento imprevisible (incluida la temprana muerte de su líder) y en otras, por la aparición de un competidor mucho más poderoso que el anterior.

“… Nuestro Movimiento incorpora el sentido católico —de gloriosa tradición y predominante en España— a la reconstrucción nacional. La Iglesia y el Estado concordarán sus facultades respectivas, sin que se admita intromisión o actividad alguna que menoscabe la dignidad del Estado o la integridad nacional… “ José Antonio Primo de Rivera, político español, 1903 – 1936.

Aquellos, que intentaban conquistar un pueblo vecino, sabían, que las creencias religiosas y el culto a los dioses eran las bases que vertebraban la civilización que querían invadir. Para que pudiera llevarse a cabo la operación de invasión, esta requería que se cumplieran escrupulosamente tres etapas bien diferenciadas y escalonadas: la primera consistía en vencerlo militarmente; a continuación, para dominar y destruir al pueblo invadido, había que suprimir su cultura y tradiciones y, en una tercera fase final – abolir su religión, siendo esta fase, la más difícil y complicada para el invasor, ya que supone arrancar el alma a al pueblo vencido. 

Soros, para dominar el mundo, no ha cambiado ni un ápice a esta ancestral estrategia de dominación de los pueblos invadidos y, para imponer el globalismo en las sociedades a las que logra clavar sus garras, primero intenta destruirlas, suprimiendo a la nación como ente soberano y obligándola a que ceda su soberanía a unos entes supranacionales en los que previamente se ha asegurado el control; después, destruye las estructuras de esa sociedad y sus tradiciones ancestrales (preferentemente la familia romana), implantando la ideología de género a la sociedad que pretende destruir, utilizando para ello peones asalariados que proclaman los derechos de las mujeres y de los colectivos LGTBI; y por último, convence a las masas con esos peones esclavos de su estrategia, de que la ideología de género y los derechos LGTBI no son contrarios a las enseñanzas cristianas, para con ello y después, extirpar del alma de los pueblos europeos a la religión cristiana, la cual choca frontalmente contra sus intenciones de globalismo, y contra su lucha por el dominio mundial.

Benedicto XVI y el Papa Francisco representan (dentro de la Iglesia) a los actores de esa batalla mundial contra Roma, la cual esta comandada por Soros y por el Globalismo. El primero de ellos señaló en cierta ocasión que “… la ideología de género es la última rebelión del hombre contra Dios…”, mientras que el segundo aseguró, en la exhortación apostólica ‘Amoris Laetitia’, que aquélla “… presenta una sociedad sin diferencias de sexo y vacía el fundamento antropológico de la familia…”.

La esencia del conflicto, emprendido por Soros, radica en el enfrentamiento interreligioso (el cristianismo y el globalismo), al igual que sucedió en la época de las Cruzadas y de la Reconquista entre el cristianismo y el islam. 

Para el globalismo, el islam es un aliado contra el cristianismo, ignorando (en su narcisismo ideológico) cuáles fueron las consecuencias, para España y Europa, de traicionar a su pueblo y de pactar con los musulmanes, por parte de los hijos de Witiza, del conde Don Julián y del obispo Don Opas. 

Con el globalismo, las civilizaciones y culturas de dos tipos diferentes (la tradicional cristiana y la de la época postindustrial y globalizada) entran en colisión. El globalismo trae la idea de una nueva salvación al mundo, acompañada de conceptos y creencias que impulsan una nueva cultura y civilización, la cual es opuesta a la tradicional europea y cristiana, pero como hemos dicho, para su implantación el globalismo utiliza diferentes instrumentos: el multiculturalismo, el animalismo, el ecologismo (calentamiento global), la ideología de género (extractada en LGTBI y el feminismo supremacista).

La ideología de Género, como instrumento de dominación.

“Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.) Génesis 1:27.

La ideología de género que promueve Soros, revierte el viejo movimiento feminista, que hoy día se ha convertido en una base sociopolítica de la sociedad occidental. Más allá de la igualdad de género, sin duda, una noble causa que perseguía el feminismo tradicional, la ideología de género impone a la sociedad moderna la doctrina de “ausencia de identidad de género”, sin tener en cuenta que, para él o ella, el género es la forma en la que naturalmente se expresan en el mundo.

La Fundación Open Society, arma principal de Soros en el mundo, tiene como objetivo quebrar la sociología cristiana de la familia y promover una doctrina de ‘post familia’ en las sociedades occidentales.

Bajo el patrocinio de Soros, la oficina europea de la Organización Mundial de la Salud elabora documentos tales como ‘Normas para la educación sexual en Europa’. Y tras ellos Soros esconde la intención de reeducar a los niños europeos desde pequeños, destruyendo su innata identidad sexual.

Desestabilización de las naciones.

“.. Gracias, España, por tu fidelidad al Evangelio y a la Iglesia…” Juan Pablo II 31 de octubre de 1982 en su visita pastoral a España.

En su propia página web la Fundación Soros presume haber gastado miles de millones de dólares en el desarrollo de los ‘valores democráticos’ alrededor del mundo, eufemismo de desestabilizar las naciones, que no quieren entrar por el aro de sus postulados ideológicos.

La desestabilización y el dominio de las naciones emergentes es uno de los objetivos de Soros. El magnate invirtió decenas de millones en ONGs ‘pro-democráticas’ en Ucrania, para respaldar a los grupos paramilitares que sacaron del poder al presidente Víctor Yanukovich por su postura prorrusaAl llegar al poder, unos de los primeros decretos promovidos por las nuevas autoridades ucranianas fue la prohibición del idioma ruso, lengua natal para la mayoría de los habitantes del sur y oriente ucraniano, lo que catalizó la sublevación de los rusos parlantes contra el nuevo gobierno. Esto nos suena a los hispanoparlantes que viven en Cataluña, donde impera la imposición forzada de la lengua catalana minoritaria sobre la mayoría de los catalanes.

El cambio climático como arma de dominación.

“… Dijo luego Jehová a Noé: Entra tú y toda tu casa en el arca; porque a ti he visto justo delante de mí en esta generación.

De todo animal limpio tomarás siete parejas, macho y su hembra; más de los animales que no son limpios, una pareja, el macho y su hembra. También de las aves de los cielos, siete parejas, macho y hembra, para conservar viva la especie sobre la faz de la tierra. Porque pasados aún siete días, yo haré llover sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches; y raeré de sobre la faz de la tierra a todo ser viviente que hice. E hizo Noé conforme a todo lo que le mandó Jehová…”. Génesis 7.

La ecuación que utiliza Soros es muy sencilla: el clima del mundo va a cambiar, aunque los científicos lo duden o lo nieguen (Axioma: el que lo duda es negacionista y hay que destruirlo civilmente). Los particulares y las empresas no toman las medidas para el cambio climático. El estado ha de tomar el mando de la iniciativa para luchar contra el cambio climático, en consecuencia, expropio las industrias y los medios en manos privadas y controlo la economía mundial con la excusa del cambio climático. Para eso utiliza Soros las organizaciones internacionales que previamente se ha encargado de dominar y utiliza a personajes siniestros, que proclaman al mundo el fin de los tiempos. Cualquier gobernante, que quiera sobrevivir en las siguientes elecciones, ha de proclamar la alarma climática impuesta por Soros, como profetas de la destrucción de la tierra y para salvarla, se han de abrazar a la agenda del clima, inventada por Soros.

La última adquisición de Soros es la profetisa del fin del mundo, el fenómeno Greta Thunberg. Y la lógica es que todos los que niegan el cambio climático, evidentemente no son acólitos de Soros y todos los progres abrazan como dogma de la nueva religión, impuesta por este millonario al mundo: que el mundo se acaba por el cambio climático. Esta niña ha confirmado su enfermedad en un tuit el pasado 31 de agosto: “…Tengo Asperger y eso significa que a veces soy un poco diferente de la norma. Y ser diferente es un superpoder…”. Lejos de ser tratada médicamente, “la niña de Soros” va dando lecciones a los científicos del mundo y mientras tanto, los voceros del sistema consideran las opiniones de esta adolescente como  infalibles, insinuando que se encuentra al servicio del magnate.

Tanto las empresas de energías renovables, donde ha invertido Soros grandes cantidades de dinero, como los movimientos anticapitalistas, manejados por Soros, se muestran favorables al mensaje de Thunberg por las oportunidades de riqueza que podría llevar consigo. George Soros ha financiado a Occupy Wall Street, uno de esos movimientos anticapitalistas, que apoya a Greta.

Greta y Soros nunca han ocultado la vinculación entre ellos y la vinculación de ambos con el millonario Al Gore, muy conocido por haber sido un referente en la lucha contra el cambio climático. Soros ha comunicado al mundo en el Foro de Davos que va a invertir 1.000 millones de dólares en un proyecto de red de universidades para luchar contra el cambio climático, ya que según afirmó en una cena, organizada por el Foro Económico Mundial“los dictadores actuales y en gestación” son los culpables del cambio climático y la supervivencia de las sociedades abiertas está amenazada por el cambio climático. Soros ha calificado su proyecto, llamado Open Society University Network, como “el más importante de su vida” y ha culpado a Rusia, Estados Unidos, China e India de estar gobernados por dictadores y nacionalistas, atacando especialmente a Trump llamándole “estafador narcisista” por no atender sus alarmas climáticas.

El animalismo, última arma de Soros.

“… Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra…”). Génesis 1:28.

Mientras Soros apoya el aborto, ha iniciado una campaña brutal en favor del animalismo y contra las corridas de toros. Soros y la Fundación Rockefeller son la punta de lanza contra las tradiciones de las naciones, relacionadas con la ancestral relación del animal, el hombre y la muerte. Pero no hemos oído a estos millonarios palabra alguna contra la producción animal industrializada, donde invierten grandes cantidades de dinero en la manipulación genética de la naturaleza del animal, para que este crezca lo más rápido posible al menor costo, y en la manipulación de las semillas, cuyos resultados sobre el cuerpo humano se desconocen de momento.

Nada más perverso y eficaz que apelar a los sentimientos nobles o valores éticos del ser humano insertos en la conciencia social de un pueblo o una nación con el fin de utilizarlos y manipularlos en detrimento del conjunto de intereses a los que éste representaEso es lo que vienen haciendo las entidades promotoras del nuevo orden. La Fundación Rockefeller es una de las más activas. Hoy sabemos que está detrás de algunos movimientos animalistas que se dibujan en el panorama nacional. Incluso que han financiado con grandes sumas a plataformas políticas y ciudadanas que tienen en el rechazo a la Tauromaquia su columna vertebral. Utilizan el gigantesco aparato de los medios de comunicación masivos y una propaganda obscena costeada por fondos millonarios para ir modelando un sentimiento progresivamente antitaurino y vegetariano sobre todo entre la población más joven. Los antitaurinos forman parte del núcleo central de la maraña de organizaciones que trabajan sin descanso contra la identidad de los pueblos europeos.

Otro de los instrumentos de Soros para implantar el globalismo, llamado “multiculturalismo”, ha fracasado.

«San Benito de Nursia, constituye un punto de referencia fundamental para la unidad de Europa y un fuerte recuerdo de las irrenunciables raíces cristianas de su cultura y civilización». Benedicto XVI, Papa.

Las últimas décadas vienen a demostrar, como el multiculturalismo, uno de los instrumentos utilizados por Soros para implantar del globalismo en Europa, ha fracasado. El multiculturalismo va íntimamente unido a la aparición en Europa de enclaves poblados fundamentalmente por minorías étnicas traídas a Europa por este magnate y por sus ONGs (Open Arms, con sede en Barcelona) que desembocan en conflictos de imposible solución con la población cristiana europea, de ahí que dirigentes políticos e intelectuales europeos, coincidan en que “el multiculturalismo ha muerto”. 

Ante ello, los pueblos europeos se van armando contra este instrumento, apareciendo movimientos nacionales que van dando al traste con esta estrategia de Soros. La prueba es que en Hungría, donde nació Soros, le está prohibida la entrada por ser persona non grata. Desde esta tribuna hago patente mi admiración por el presidente Orban.

El multiculturalismo que impulsa actualmente Soros, ya ha sido criticado en el pasado por los líderes “demócratas” europeos. Entre ellos el excanciller socialdemócrata de la República Federal de Alemania, Helmut Schmidt, ya puso en duda la existencia del modelo multicultural, con esta frase que se ha de recordar: “Si la República Federal de Alemania, Francia y Gran Bretaña fomentan la inmigración, la sociedad se irá degradando. Todo tiene sus límites. La existencia de la sociedad multicultural está justificada desde el punto de vista ético, pero no es aplicable en un país democrático donde cada uno actúa como quiere” (Die Zeit. 22.04.2004. Nr 18). 

El propio excanciller Schmidt muchos años después, en otra entrevista, se ratificó en esa idea de la muerte del multiculturalismo, afirmando que “la sociedad multicultural es una ilusión que alimentan los intelectuales”.

Otros muchos intelectuales han enterrado en Europa el multiculturalismo, pero he hecho mención a Helmut Schmidt a efectos de evitar sospechas ideológicas y por ser este personaje de la misma ideología socialdemócrata que Soros, Zapatero y Sánchez.

No obstante, y a causa de la obsesión de Soros de que asiáticos y africanos invadan Europa y ante el rechazo de los europeos a esa invasión, George Soros se ha comprometido en una comparecencia en Wall Street a invertir 500 millones de dólares en ayudas para los refugiados y espera que otros inversores hagan lo mismo.

“He decido invertir 500 millones de dólares en ayudas específicas para los migrantes, los refugiados, y las organizaciones que les ayudan”, ha pronunciado el propio magnate en un encuentro de la Soros Fund Management, fundación valorada en 25.000 millones de dólares.

“Vamos a invertir en startups, en compañías establecidas, en iniciativas con impacto social y emprendimiento de migrantes y refugiados”, ha explicado, al tiempo que espera que esas inversiones “sean exitosas”. Más de 300.000 refugiados han atravesado el Mediterráneo en lo que va de año.

Relación entre Soros y Sánchez.

“Roma no paga traidores”. Originariamente atribuida al Proconsul Quinto Servilio Cepión.

Para ilustrar a nuestros lectores, previamente hemos de saber quién es Soros, del cual estamos hablando en este artículo como si todos estuvieran versados en la biografía de este turbio personaje.

“Puede ser más peligroso que una bomba nuclear. Actúa desde la sombra con determinación, usando su dinero y poder para manipular la economía y la política. Un misil nuclear puede destruir una ciudad, pero George Soros puede destruir nuestro estilo de vida”. Con estas palabras el autor de “The new Reagan Revoluton”, Jim Denney, describe al magnate y especulador húngaro George Soros.

Su gran fortuna nace de la especulación de la libra esterlina. En agosto de 1992 el Bundesbank empezó a insinuar una reordenación del índice de cambio monetario ERM, que podría suponer una devaluación de la libra. Cuando los mercados abrieron ese día, miles de millones de libras esterlinas comenzaron a venderse, las cuales habían sido compradas previamente por Soros por medio del Quantum Fund, especuladores financieros y ni su compra por parte del Banco de Inglaterra evitó el hundimiento de la libra, y para evitar su hundimiento se retiró la libra del ERM. Esa maniobra especulativa de Soros costó al Reino Unido unos 3300 millones de libras, pero en 24 horas el Quantum Fund ganó 7000 millones de dólares y Soros se embolsó personalmente más de 1000 millones.

En 1993 Soros fundó la Open Society Fundations. Se trata de la segunda organización filantrópica del mundo tras la Fundación Bill y Melinda Gates, llegando a invertir casi mil millones de dólares de forma anual.

Entre las cosas a las que ha destinado dinero se encuentran los derechos LGTBI, de las minorías raciales y religiosas, de las trabajadoras sexuales, la legalización de drogas, como la marihuana, o del aborto o el desarrollo del antiguo bloque soviético, facilitando la independencia de territorios ex soviéticos (Ucrania) en perjuicio de uno de sus principales enemigos: Rusia.

En 2004 Soros hizo grandes donaciones a la candidatura demócrata de John Kerry para que derrotase a Bush (a pesar de haberlo apoyado en 2000) a quien había criticado sus políticas antiterroristas por considerarlas paranoicas. Posteriormente, Soros apoyó a Obama, y desde entonces se considera, desde ciertos sectores conservadores, que Soros apuntaba y el expresidente disparaba. Soros está detrás de todos los movimientos subversivos de los últimos años, sucedidos en Estados Unidos, desde Occupy Wall Street hasta Black Lives Matter.

El profesor universitario y ex trabajador de la Organización de Naciones Unidas, Juan Antonio de Castro, en su libro “Soros, rompiendo España” nos explica quién es este siniestro personaje y nos detalla cómo este magnate judío ha financiado a varias ONG que trabajan en el Mediterráneo, rescatando inmigrantes y promoviendo la invasión de Europa por “sus refugiados” del Oriente musulmán, así como a varios institutos y organizaciones, que se han encargado de promover en Cataluña los ideales independentistas. Estas asociaciones separatistas, financiadas por Soros, además, han tenido relaciones económicas con la Generalidad de Cataluña, la cual, a su vez, se encargó de conceder varios millones de dinero público a las ONGs de este siniestro personaje. En España Soros está detrás de Podemos y financia al Diario.es, entre otros medios de comunicación que más adelante indicaré.

George Soros, que ocupa el puesto 56 de la lista Forbes con 8,4 billones (norteamericanos) de dólares, ha financiado durante años, a través de Open Society Foundation, a organizaciones internacionales, siendo su heredero y actual mandamás de la organización su hijo Jonathan. Entre las organizaciones que dirige el clan Soros, destacan algunas muy próximas al presidente del Gobierno Sánchez, como la demócrata NDI, con la que Sánchez colaboró como observador en procesos electorales en Marruecos en el año 2011 y en Jordania en el año 2013, cuando nadie le conocía en la política nacional, ni en el propio PSOE.

Recordemos que Juan Antonio de Castro, como investigador, es la persona en el mundo que más ha seguido la trayectoria de Soros a través de la “Open Society Foundations”, sociedad que expande el globalismo por el mundo, recordándonos el profesor De Castro en la web http://www.moncloa.com, que:

“… Soros se ha convertido en un maestro en el arte de desordenar el mundo bajo la apariencia de altruismo…”.

Conociendo ahora, someramente, quién es Soros, es necesario que todos sepamos qué relación tiene George Soros con Pedro Sánchez, el cual ha demostrado, sin complejos, una subordinación rastrera desde que fue investido presidente del Gobierno en julio de 2018. 

En septiembre de 2015 Sánchez viajó a Estados Unidos, a instancia de Soros, para visitar a la presidente del National Democratic Institute (NDI), Madeleine Albright y rendirle sumisión. El NDI es un lobby del Partido Demócrata con sede en Washington que fue fundado por la ex secretaria de Estado durante la Presidencia de Bill Clinton, cuyo objetivo es llevar las ideas del globalismo a todos los partidos socialdemócratas del mundo.

Desde su vuelta a la Secretaría General del PSOE, en mayo de 2017, Sánchez ha estado vinculado a Soros y al Partido Demócrata, hasta ahora. 

La colaboración de Sánchez con el Partido Demócrata le llevó a visitar Washington en la primera semana de noviembre de 2016 para apoyar la candidatura de Hillary Clinton en las elecciones presidenciales. Estuvo en la capital norteamericana durante la jornada electoral en la que Donald Trump llegó a la Casa Blanca.

El NDI funciona como un lobby de Soros, aunque también está financiado por JP Morgan por el Chase Bank de los Rockefeller, por la familia Goldman Sachs y por otras multinacionales de origen judío. Este lobby del Partido Demócrata está registrado en Bruselas como lobby ante la Unión Europea. 

Desde la moción de censura de Pedro Sánchez contra Mariano Rajoy, apoyado por los separatistas y comunistas, el presidente del gobierno de España, ha llegado a entrevistarse hasta ocho veces con George Soros y su equipo.

Desde la primera vez que Sánchez llegó como presidente de gobierno a la Moncloa en junio de 2018, reuniéndose con Soros el 27 de junio, Pedro Sánchez se ha reunido más veces con George Soros y con miembros de su élite especulativo-financiera mundial, que con cualquier dirigente político nacional o extranjero. La última reunión fue cuando Sánchez repitió como presidente del gobierno en enero de 2020, con su segunda llegada a La Moncloa.

Según el profesor De Castro, en septiembre de 2018, cuando Pedro Sánchez llevaba tan sólo tres meses en La Moncloa, fue promocionado en la ciudad de los rascacielos por un grupo de empresarios entre los que se encontraba la jefa de inversiones del filántropo millonario en el Soros Fund Management, Dawn Fitzpatrick. El encuentro se produjo en un evento organizado por la Cámara de Comercio de EEUU y España (AmChamSpain), bajo el título en inglés: “Latin America, the United States and Spain in the Global Economy Forum”.

En la fotografía oficial de ese acto, aparecía Fitzpatrick junto a Sánchez y un representante de Blackstone, el fondo de inversión que había sido criminalizado por el PSOE con el calificativo de «buitre», cuando adquirió en Madrid un paquete de viviendas sociales del Ayuntamiento.

En 2019 Sánchez volvía a reunirse con los Soros, concretamente con Alexander Soros, cuarto hijo en la línea sucesoria del multimillonario, cuando el presidente del Gobierno participó en la Cumbre sobre Acción Climática y en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Entonces, aprovechó también el viaje para reunirse en secreto con el patriarca familiar, George Soros.

Los desplazamientos del presidente Sánchez a Manhattan han sido constantes. En la capital financiera del mundo, sus interlocutores estrellas han sido representantes de los lobbies e inversores mundialistas norteamericanos, relacionados íntimamente con el partido demócrata. Estos viajes siempre tienen un fin de fiesta con su anfitrión Alexander Soros, que termina con una cena privada junto a inversores internacionales y la reunión final con George Soros, Sánchez siempre se realiza en secreto. Que se sepa, aparte de reuniones celebradas entre Pedro Sánchez y George Soros de las cuales no tengamos noticias, el último encuentro entre Sánchez y Alexander y George Soros (padre e hijo) se produjo en enero de 2020 durante el transcurso del World Economic Forum Annual Meeting Davos 2020 (Foro Económico Foro de Davos). En ese encuentro de líderes financieros internacionales, Pedro Sánchez tuvo una larga entrevista con Alexander Soros, hijo del multimillonario magnate y especulador financiero. 

A la cita, también acudieron otros líderes mundiales afines al globalismo y figuras clave de Naciones Unidas, de la Unión Europea y los jefes de grandes empresas como Coca-Cola, Goldman Sachs e IBM, entre otros. En total, más de 1.680 líderes de las multinacionales que dominan la economía mundial. 

Entre los líderes de la sociedad civil que participaron, se encontraban: Sharan Burrow, secretaria general de la Confederación Sindical Internacional (CSI); Luca Visentini, secretario general de la Confederación Europea de Sindicatos (CES); Micah White, cofundador de Occupy Wall Street; Kenneth Roth, director ejecutivo de Human Rights Watch; Jennifer Morgan, directora ejecutiva de Greenpeace Internacional; David Miliband, presidente del Comité Internacional de Rescate; Seth F. Berkley, director ejecutivo de Gavi, la Alianza para las Vacunas; Hindou Oumarou Ibrahim, presidenta de la Asociación de Mujeres y Pueblos Indígenas del Chad (AFPAT).

El editor general de la revista Time, Anand Giridharadas, describió Davos como “una reunión familiar para las personas que rompieron el mundo moderno”.

“Las élites siempre están un poco desconectadas, esa es su naturaleza, pero es imposible tener un mundo sin ellas. También es vital que estas personas se reúnan regularmente y sepan qué está pensando el otro”, dijo Martin Wolf, el principal comentarista de economía del Financial Times.

Las empresas tienen ahora que abrazar plenamente el stakeholder capitalism, lo que significa no sólo maximizar los beneficios, sino utilizar sus capacidades y recursos en cooperación con los gobiernos y la sociedad civil para abordar las cuestiones clave de esta década. Tienen que contribuir activamente a un mundo más cohesionado y sostenible”, dijo el fundador y presidente ejecutivo del Foro, Klaus Schwab.

Entre otros invitados habituales, también se encontraban, el ex primer ministro británico Tony Blair, el jefe de Facebook Mark Zuckerberg y el cantante de U2, Bono, y otros ocho representantes de fondos de inversión internacionales como Bank of America o Morgan, dos de los grandes inversores que están participados por el Fondo Soros. Pero entre toda esta congregación de personalidades de las finanzas internacionales, el presidente Pedro Sánchez le dedicó una atención especial al hijo de Soros, Alexander. 

El guateque final al que asistió Sánchez, se celebró en el hotel de cinco estrellas Steigenberger Grandhotel Belvédère. Más allá de los discursos y las reuniones oficiales, todos los asistentes disfrutan de fiestas privadas. Una de las más famosas es la que organizan el millonario ruso Oleg Deripaska y el financiero británico Nat Rothschild, consistente en “interminables servicios del mejor champagne, vodka y caviar ruso entre danzas de cosacos y modelos rusas”, según “The Telegraph”.

Desde la llegada al poder y tras su vuelta de Davos, Pedro Sánchez ha abrazado la agenda de Soros para el Gobierno del Mundo. A esta agenda, la ONU la ha llamado agenda 2030 y en esa agenda se glosa toda la ideología del Soros y el Globalismo. En España, Sánchez ha encargado el cumplimiento de la citada agenda, al leninista Iglesias y en ella se desarrollan los mandatos de Soros para con España asumidos como propios, por su lacayo Sánchez. En esa agenda, se encuentran solapados los objetivos del globalismo: la destrucción de las tradiciones, el multiculturalismo, el animalismo, el cambio climático y la ideología de género, convertidas en los nuevos dogmas mesiánicos de los dirigentes del Nuevo Orden Mundial, asumidos como religión por la izquierda progre.

El dominio de Soros sobre el Tribunal Europeo de Derechos Humanos 

“… Donde hay poca justicia es un peligro tener razón…”. Francisco de Quevedo.

Como hemos hecho referencia al principio, el globalismo necesita que las naciones se dejen parte de su soberanía en instituciones supranacionales, que a su vez son controladas por grandes lobbies, entre los que se encuentra la Open Society Fundations de Soros.

Una de estas instituciones internacionales reconocidas por España y bajo la cual el Estado Español se pone parte de su jurisdicción, se llama Tribunal Europeo de Derechos Humanos, con sede en Estrasburgo. Este tribunal juzga las posibles violaciones de los derechos reconocidos en el Convenio Europeo de Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales (CEDH) y en los Protocolos que los estados europeos han aceptado y firmado como convenio internacional.

Para mejor comprensión, es muy importante señalar que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos no es una institución que forme parte de la Unión Europea, no está relacionado con ella, ni, por lo tanto, con el Tribunal de Justicia de la Unión Europea. 

De este Convenio Europeo de Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales nace este tribunal, aceptado por 47 Estados miembros del Consejo de Europa (todos los Estados europeos salvo Bielorrusia, Kazajistán y la Ciudad del Vaticano) y esos estados se someten a su jurisdicción en perjuicio de su propia jurisdicción nacional, es decir, han aceptado acatar y ejecutar las sentencias de este tribunal extranjero y ajeno, que en muchas ocasiones va contra los intereses nacionales de los propios estados. La ejecución de las sentencias dictadas por este Tribunal (donde se condena a los estados que supuestamente incumplen los derechos humanos de los denunciantes) está supervisada por el Comité de Ministros, órgano decisorio del Consejo de Europa compuesto por un representante de cada Estado miembro.

Desde la opinión pública, se observa con indiferencia y a veces con servilismo, que muchas de las resoluciones del Tribunal Europeo de Derechos Humanos han fallado contra España, con sentencias condenatorias, acordes en su contenido, con la ideología promovida por Soros y asumida por el PSOE y Podemos, relativa al aborto, el asalto de nuestras fronteras por los inmigrantes ilegales, sobre el LGTBI, la ideología de género y la ilegalización de los partidos separatistas que forman parte del conglomerado de la banca terrorista ETA. 

A modo de ejemplo y a consecuencia de las sentencias dictadas por este tribunal, Austria, Grecia e Italia se han visto obligados a legalizar las uniones del mismo sexo; se ha instado a Polonia a promover el derecho al aborto; Francia está obligada a autorizar el cambio de sexo; Hungría se ve obligada a abolir la cadena perpetua. 

El Tribunal de Estrasburgo interviene en asuntos que afectan a los intereses de grupos homosexuales o de defensores del aborto y a los derechos de las minorías étnicas contra la población autóctona europea. Sus fallos atentan contra la soberanía de los parlamentos nacionales donde radica la soberanía popular de las naciones, obligándoles con sus sentencias, a modificar leyes aprobadas democráticamente por los parlamentos. 

Como se aprecia, es enorme el poder de este Tribunal de Estrasburgo que controla, en una gran parte, George Soros. Este magnate se mueve como pez en el agua, con sus ONGs, en este tipo de organizaciones internacionales, para la defensa de su particular manera de ver los derechos humanos, los cuales simplifica en la ideología de género, en el aborto, en la eutanasia, en el multiculturalismo y en la inmigración ilegal.

Soros tiene una perfecta sincronización entre las demandas judiciales que presentan sus ONGs en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos y la puesta en marcha de campañas para sensibilizar a la opinión pública europea sobre materias ideológicas afines a la progresía y para arrastrar, hacia sus posiciones, a las masas embrutecidas por sus campañas de propaganda lanzadas por los mass media que controla. El Tribunal Europeo de Derechos Humanos tiene un presupuesto anual de 70 millones de euros y con ellos, se convierte en un importante instrumento de poder único, en manos de Soros y sus fundaciones.

Las sentencias que dicta este Tribunal de Estrasburgo, han creado un malestar en las poblaciones nacionales sobre las que estas resoluciones han tenido sus efectos, suponiendo, su contenido, un terremoto para los cimientos de las tradiciones y de las estructuras ancestrales de estas sociedades. 

Cuando un estado ratifica en su parlamento nacional el Convenio Europeo de Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, asume con este hecho jurídico la cesión de soberanía a favor de un ente supranacional como es el Tribunal de Estrasburgo, lo que tiene una excepcional importancia, ya que ajenos al control de las leyes nacionales de cada nación europea, los jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos tienen un gran poder discrecional comparado con el de los jueces de los tribunales convencionales. 

El método de elección de los jueces juega a favor de las pretensiones de Soros. Los jueces del Tribunal de Estrasburgo son elegidos por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, por mayoría, de entre una terna de candidatos que presenta cada estado miembro del Consejo de Europa. Esta elección parlamentaria de los jueces, hace que la elección de un juez dependa más de su perfil ideológico que de su competencia. La selección y nombramiento de los jueces adquiere así una importancia estratégica para los lobbies de poder que promocionan sus jueces para que sean elegidos por el Consejo de Europa.

El profesor de Castro afirma que “… De los cien jueces que formaron parte del Tribunal Europeo de Derechos Humanos entre el 1 de enero de 2009 y el 1 de octubre de 2019, veintidós de ellos tienen –o tuvieron– vínculos con siete ONGs de corte progresista acreditadas ante él, y doce de ellos con la Open Society Foundation (OSF) y su rama jurídica… The Open Society Justice Initiative, está fundada y controlada por el George Soros.

Actualmente, forman parte como jueces del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, los siguientes personajes vinculados a la ONG de Soros, Open Society Foundation (OSF) y su rama jurídica The Open Society Justice Initiative:

El búlgaro Yonko Grozev, el lituano Egidijus Kuris, el albanés Darian Pavli, la croata Ksenija Turkovic y el letón Martins Mits; entre los eméritos figuran el polaco Lech Garlicki, la estonia Julia Laffranque, la bosnia Lilijana Mijovic, el húngaro András Sajo, el eslovaco Jan Sikuta, el montenegrino Nebojsa Vucinic y la letona Ineta Ziemle. Así se desprende de la investigación llevada a cabo por el Centro Europeo para el Derecho y la Justicia (ECLJ), también acreditado ante el TEDH, según el diario ABC.

En el año 2018 dos de los tres candidatos de jueces propuestos por Albania para ocupar el puesto en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo han sido previamente directivos de la sucursal local de la Open Society Foundation, siendo el “juez” Pavli el designado.

Llama la atención la procedencia geográfica de los jueces relacionados, ya que todos proceden de países bálticos o balcánicos, naciones elegidas por la Open Society Foundation como zona de implantación de las ideas globalistas de Soros. 

Para promover del progresismo en esas zonas de Europa, la ONG de Soros ha destinado la mayor parte de los 90 millones de dólares que destina anualmente a Europa, para imponer el “Nuevo Orden Mundial”. Según el informe anual de Open Society Foundation, ha invertido más de 131 millones de dólares en Albania desde 1992, sirviendo parte de ese dinero para la captación y posterior formación de dirigentes adoctrinados y esclavos morales de Soros, a imagen y semejanza del presidente del gobierno Sánchez.

La Fundación Soros, volvió a plantear la misma estrategia en Letonia, creando y financiando la Escuela Superior de Derecho de Riga, figurando entre los formadores de esta escuela, los jueces del Tribunal de Estrasburgo, Ziemle y Mits. 

Otro de los esclavos morales de Soros, llamado Nils Muiznieks, Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa hasta 2018 y que fue director de programas de la Open Society Foundation en Letonia hasta 2012, es uno de los mayores críticos del primer ministro húngaro Viktor Orban, enemigo declarado de Soros. En el año 2009, Muiznieks declaró que uno de los objetivos de la Open Society Foundation, era el de «crear un homo sorosensus, el de la sociedad abierta, en oposición al homo sovieticus.

El juez del Tribunal de Estrasburgo, Turkovic (antiguo administrador e investigador de Open Society Foundation en Croacia) y el juez Sikuta (antiguo miembro del Comité de Expertos de Open Society Foundation en Eslovaquia) intervinieron en un caso en que Open Society Foundation actuaba como tercero. 

El control de Soros en el Tribunal de Estrasburgo está demostrado. Varios de los jueces nombrados por el Tribunal de Estrasburgo para conocer de casos aperturados en ese tribunal a causa de las denuncias presentadas por la ONG de Soros, no se han abstenido pese a estar vinculados con Open Society Foundation y a pesar de ello, se han pronunciado a favor de las tesis mantenidas por Open Society Foundation, en las sentencias dictadas. 

El juez Laffranque ha intervenido en dos procedimientos aperturados por denuncias realizadas por la fundación vinculada a Soros (ex miembro del comité ejecutivo de Praxis, entidad financiada por Open Society Foundation). 

El juez Ziemle, ha intervenido en un procedimiento iniciado por una denuncia realizada por Open Society Foundation (docente en la Escuela Superior de Derecho de Riga, fundada por Soros).

El juez Garlicki, ha intervenido en otro procedimiento iniciado por una denuncia realizada por la fundación de Soros (ha impartido clases en diversos programas académicos de Open Society Foundation y de la “Central Europe University”, fundada por Soros).

El juez Sajo ha intervenido en tres procedimientos iniciados por la ONG de Soros (antiguo empleado de la oficina central de la Open Society Foundation). 

El juez Vucinic ha intervenido en un procedimiento iniciado por una denuncia realizada por Open Society Foundation (colaborador de Open Society Foundation en los informes de 2005 y 2008.

La juez Mijovic ha intervenido en cuatro procedimientos iniciados por la ONG vinculada a Soros (mujer muy activa en el comité ejecutivo de Open Society Foundation en Bosnia entre los años 2001 y 2004). 

Otro caso, al que he de hacer referencia, es el del juez Grozev, que no se abstuvo de conocer un caso por incompatibilidad y afinidad con el denunciante, la Open Society Foundation, pese a ser ex administrador de esa fundación en Bulgaria y antiguo empleado de la fundación de Soros en Nueva York. Fue elegido juez del Tribunal de Estrasburgo para juzgar un asunto iniciado por una denuncia de la Open Society Foundation, después de haber defendido como abogado a las Pussy Riots (colectivo ruso feminista de punk-rock) ante ese mismo tribunal y sin que aun hubiera culminado el procedimiento. “El Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Rusia a pagarle 11.760 euros a modo de minuta», señalo al periódico ABC, Grégor Puppinck, director del European Centre for Law and Justice.

Las intervenciones de estos jueces en procedimientos, donde se pone en duda su capacidad para juzgar imparcialmente por su vinculación a una de las partes, dejan de manifiesto la existencia de un claro escenario de conflicto de intereses, que anularía sus sentencias en cualquier tribunal nacional sujeto a los principios de imparcialidad e independencia de los juzgadores. 

El propio reglamento del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, concretamente, en el artículo 28, se limita a recomendar la inhibición de un juez, “… en caso de que su imparcialidad esté en entredicho en el examen de un caso concreto …”.

 Que se sepa solo se conocen por European Centre for Law and Justice, trece inhibiciones de jueces en los más de trescientos casos en los que las que Open Society FoundationThe Open Society Justice Initiative y otras ONGs controladas por Soros, han participado, ya sea como demandantes o como terceros, entre los años 2009 y 2019. 

El poder político de Soros sobre este tribunal y cómo sus sentencias afectan a España. Podemos comprobarlo con la famosa sentencia del Tribunal de Estrasburgo, por medio de la cual este tribunal dejó en entredicho a nuestro Tribunal Supremo, enmendándole la plana y dictando una sentencia a favor de ETA, derogando, lo que se llamó por la prensa “la doctrina Parot”. El tribunal Europeo de Derechos Humanos anuló una sentencia del Tribunal Supremo de 28 de febrero de 2006, por la cual la reducción de penas por beneficios penitenciarios se aplica respecto a la pena total y no respecto el máximo legal permitido de permanencia en prisión que, según el ya derogado Código Penal de 1973, era de 30 años. Esto permitió que los presos de ETA condenados a cientos de años de prisión, salieran mucho antes de sus cárceles, en perjuicio de las víctimas.

El poder de Soros sobre el Tribunal Europeo de Derechos Humanos es evidente y hasta tal punto lo es, que ese poder se manifiesta en el nombramiento de los jueces que componen ese tribunal. En enero de 2018 el entonces presidente del gobierno Mariano Rajoy en nombre de España propuso a la juez María Elosegui como miembro del Tribunal de Estrasburgo. El Grupo Socialista Europeo se opuso a este nombramiento por ser esta magistrada española contraria al matrimonio entre homosexuales.

Además de los ya mencionados grupos de poder instalados en el Tribunal de Estrasburgo, existen otros grupos de poder controlados indirectamente por George Soros, entre los que se encuentran otras seis ONGs, adscritas a este tribunal: la británica The Aire Centre, la Comisión Internacional de Juristas, Human Rights Watch, Interights, los Comités Helsinki y Amnistía Internacional. 

En el caso de las ONGs, “Comités Helsinki” y “Amnistía Internacional”, es necesario describir la trayectoria de ambas organizaciones desde que las controla Soros. Estas han pasado de ser defensoras de los derechos humanos durante la época de la existencia del telón de acero comunista, (durante la Guerra Fría), a ser actualmente escuelas de progresismo, incluso Amnistía Internacional, ha reconocido el aborto como un derecho, decisión que supuso la ruptura de su colaboración con la Santa Sede en el año 2007.

La implantación de las ideas progresistas del globalismo de Soros en España. La responsabilidad de Zapatero y Pedro Sánchez y sus consecuencias.

“… La justicia, aunque anda cojeando, rara vez deja de alcanzar al criminal en su carrera…”. Horacio.

El conocido siniestro especulador y magnate, para poder introducir las ideas del globalismo en nuestra patria, necesita que alguien de dentro le abra la puerta desde el poder y desde los medios de comunicación. La personalidad, calidad, categoría y calaña de estos personajes, está perfectamente descrita en el Protocolo I de “Los protocolos de los sabios de Sión” (libro publicado en Rusia en el año1897) y con la simple lectura de este texto vendrá a nuestro pensamiento el nombre y apellidos de estos traidores.

“… Es de notar como el número de hombres con instintos perversos supera al de aquellos con instintos nobles. Por tanto, la violencia y la intimidación son preferibles a los discursos elegantes cuando se trata de gobernar al mundo. Todo hombre aspira al poder: cada uno desearía ser un dictador; casi todos sacrificarían el bienestar del prójimo por alcanzar sus metas personales”.

Para cumplir su objetivo, Soros no ha perdido el tiempo en su intento de implantar en España el globalismo, utilizando para ello a sus pérfidas marionetas, llamadas José Luis Rodríguez Zapatero y Pedro Sánchez, y como instrumento principal de su proyecto y espolón de proa, la llamada ideología de género.

Par expandir sus postulados ideológicos, ha tejido en España una red de orientación ideológica del progresismo, teniendo como empleado al subdirector de eldiario.es Juan Luis Sánchez, conocido agente de Soros en Open Society Foundations de España y miembro de su consejo europeo. 

Forman la red visible de Soros en España, junto a eldiario.es, el noticiario “20 minutos”, la agencia de noticias Diso Press y la revista Mongolia, que actúa como órgano de opinión dentro de la “Federación de Sindicatos de Periodistas”, que a su vez forma parte de la “Plataforma en Defensa de la Libertad de Información”, financiada por Open Society Foundations y el International Press Institute que inicialmente estuvo financiado por Rockefeller Foundation y actualmente por Ford Foundation y Open Society Foundations

Estas fundaciones y organizaciones no actúan solas y están apoyadas, para extender en la opinión pública su ideología y postulados en los medios de comunicación, por múltiples asalariados y enchufados agradecidos. que trabajan en cada una de las cadenas de televisión y publicaciones, como voceros de la ideología progre.

Desde el poder, sus lacayos Zapatero y Sánchez, han trabajado y trabajan en implantar el proyecto de ingeniería social diseñado por Soros, que comenzó José Luis Rodríguez Zapatero y continua Pedro Sánchez.

Zapatero fue elegido presidente tras un atentado terrorista nunca investigado, sucedido el 11 de marzo de 2004, donde fueron asesinadas 194 personas y hubo más de 2.000 heridos. Tras este siniestro comienzo, Zapatero inició su mandato, pactando y liberando a los terroristas de ETA, a los que previamente el Tribunal de Estrasburgo había rebajado de facto sus condenas, pactó con los terroristas su ingreso en las instituciones y el dominio de los territorios, donde se había implantado su ideología del terror, a cambio de una supuesta “paz” pactada con el gobierno. Se protegió desde el poder factico y desde el gobierno de España a las ONGs de Soros, las cuales han sido denunciadas por el tráfico de personas y por haber introducido inmigrantes ilegales en España, legalizándoles masivamente y posteriormente dictando normas que les protegen y les conceden privilegios que están vetados a los españoles. Promulgó una ley de Memoria Histórica que plantea crear un Ministerio de la Verdad para implantar una determinada y segmentada versión de la historia de España, e introducir en la legislación española los delitos de odio y de opinión, siendo juzgados por odio y por sus opiniones únicamente aquellos, a los que señalen como disidentes o negacionistas, los periodistas y los medios de comunicación, financiados y auspiciados por Soros.

Tras el periodo de gobierno del Partido Popular (tan favorable por su inutilidad a los intereses de Soros, ya que no derogó ni una sola de las leyes y decretos dictados por Zapatero) y gracias a la cobardía de Rajoy y el apoyo de comunistas, terroristas y separatistas, Pedro Sánchez llegó al poder y ha continuado con la obra iniciada por Zapatero, reanudando y dirigiendo en estos momentos un ataque contra la Constitución, contra la monarquía y contra todas las instituciones que suponen un obstáculo para la implantación del globalismo en nuestra nación. 

Sánchez está legislando, desde 2018, contra los españoles, contra la lengua española, contra nuestras tradiciones y contra el catolicismo y todo ello con la inestimable ayuda de la mayoría de los obispos. Ha desenterrado, de nuevo, el enfrentamiento entre los españoles, profanando la tumba del Generalísimo Franco y disponiendo de sus restos a capricho (en un acto sin parangón en la historia de Occidente), arrebatando a su familia la decisión de donde inhumar sus restos tras la exhumación realizada por el Gobierno, con la ayuda de una vergonzosa sentencia dictada por el Tribunal Supremo, sala de lo contencioso, donde ha quedado patente el amaestramiento de los jueces por parte del poder ejecutivo, al igual que quedó patente ese control del poder ejecutivo sobre e judicial, en la humillante sentencia del 1-O.

Ha formado un gobierno con el apoyo de separatistas y terroristas, y ante su insuficiente representación parlamentaria se ha convertido en un rehén de los grupos minoritarios, echándose en los brazos del comunismo más cutre que se conoce en Europa, financiado por Soros, Irán y las dictaduras narcotraficantes de Hispanoamérica,  permitiendo que el bolchevique, llamado Pablo Iglesias, con un irrisorio grupo parlamentario, se aúpe como vicepresidente de la nación y su amiga sea nombrada ministra del gobierno de Pedro Sánchez (pese a no haber trabajado más que unos meses de cajera suplente en un supermercado de electrodomésticos). Este vicepresidente, con el silencio de Sánchez, ha patrocinado desde el gobierno, una cacerolada contra el rey Felipe VI, al que previamente le había prometido lealtad, mientras miles de españoles se decantaban entre la vida y la muerte luchando por sus vidas a causa de una epidemia mundial, agravada por su temeridad.

En España, bajo el gobierno de Sánchez, Soros ha financiado a los CDR y a los anarquistas de varias partes del mundo, mientras quemaban Barcelona, organizando lo que antes había llevado a cabo Soros en otros lugares. Esto sucedía y Sánchez miraba hacia otro lado. Los ZAD, anarquistas franceses capitaneados por Pierre Omidiart y Antoine Agasse están infiltrados en Barcelona con los CDR, y han lanzado cócteles molotov y han portado barras de hierro para destruir comercios, sin que Sánchez y su ministro Marlaska dejaran actuar a la policía. Todos son gente financiada por Soros, cuyo hijo Jonathan presta ayuda a Puigdemont para continuar con la ofensiva separatista. Y mientras esto sucede, el presidente del gobierno sigue mirando para otro lado.

El servilismo de Sánchez a la agenda de Soros es realmente espectacular y sin temor a caer en los mayores ridículos, declaró hace pocos meses la emergencia climática y la antifascista, mientras era incapaz de declarar una emergencia sanitaria por el coronavirus.

Pero el espectáculo dantesco dibujado en las líneas anteriores, del que es responsable directo este personaje (creado, formado y manejado por Soros), que llamamos Pedro Sánchez, se ha quedado pequeño si lo comparamos con su incapacidad para dirigir la nación en los difíciles momentos causados por la pandemia del coronavirus. 

Los efectos de esta enfermedad son devastadores por la ineptitud de un presidente del gobierno, en el que prima implantar en España el globalismo, la ideología de género y cumplir las órdenes de Soros, más que la salud de los españoles. 

Ha demostrado que era más importarte consumir los esfuerzos de un consejo de ministros en discutir y aprobar una ley sobre la sexualidad de los españoles, patrocinada por Podemos y la cajera del “super”, que promulgar medidas urgentes para evitar la propagación del coronavirus en España. 

En su felonía ha preferido que se convocaran desde el gobierno y se celebraran el 8 de marzo unas manifestaciones feministas en todo el territorio nacional al grito de “El machismo mata más que el coronavirus” justo cuando había en ese momento 10 españoles muertos y más de 450 enfermos.

Para que se pudieran cumplir los dictados y las ideas de Soros y poder celebrar la manifestación feminista del 8 de marzo, Sánchez simuló que la infección estaba controlada y no prohibió las concentraciones de masas en las semanas previas a la manifestación, ni cerró el espacio aéreo español, ni las fronteras terrestres, y todo ello, al objeto de crear la confianza de las mujeres y manifestantes y que acudieran en masa a las concentraciones, jaleadas desde el consejo de ministros,  para ser adoctrinados en la ideología de género. 

Esta ocultación de la verdad de la enfermedad y la rapidez de su contagio ha llevado a que España sufra una de las tragedias humanitarias y económicas más grandes de su historia, de consecuencias imprevisibles y terribles.

La “Comisión 8M” convocante de la siniestra manifestación resume en su www.hacialahuelgafeminista.org, toda la ideología de Soros y sus ONGs, siendo bendecidas estas manifestaciones, por todas la fundaciones de Soros y sus organizaciones no gubernamentales, además de por todos medios de comunicación controlados por este magnate en el mundo.

Soros, Pedro Sánchez, el Consejo de Ministros en pleno y los convocantes de las manifestaciones son los culpables de la propagación imparable del coronavirus en España a una velocidad de contagio, cuyos niveles exceden a los de cualquier nación afectada en Occidente. La responsabilidad de estos culpables lo será ante Dios, la Historia y los Tribunales de Justicia que serán los que juzguen ante los hombres los delitos cometidos, por los responsables, contra España y contra los españoles.

¿Por qué Pedro Sánchez cree actuar con impunidad?

“… Los pueblos a quienes no se hace justicia se la toman por sí mismos más tarde o más pronto…”. Voltaire.

Sabiéndose una criatura de Soros, Sánchez se siente protegido y poderoso. Pedro Sánchez ha cumplido con la agenda que le ha ordenado cumplir su mandatario y siente que puede hacer todo aquello que le plazca, sin que sobre él caiga ninguna responsabilidad, ajeno a las consecuencias de lo que haga. Ha cumplido con los mandatos de Soros; ha sentado las bases con los separatistas financiados por Soros para destruir España; ha promulgado todas las normas que dan paso a la implantación de la ideología de género en la sociedad española; ha promulgado la ley que legaliza la eutanasia en plena crisis del coronavirus; ha prostituido a jueces, fiscales y abogados del estado para que el Poder Judicial obedezca los dictados de su agenda y no interfieran su cumplimiento con resoluciones judiciales que retrasen el avance del mundialismo en España; ha llevado los postulados de Soros a las escuelas reseteando la mente de los niños con el animalismo, el multiculturalismo, el cambio climático, la ideología de género, arrancado la religión de su formación y de sus almas.

Con la servil actitud de Sánchez, el presidente del gobierno de España se cree a salvo y protegido por los regidores del Nuevo Orden Mundial. Tal es su sentimiento de inviolabilidad y de estar bajo el escudo protector del Globalismo mesiánico, que ha sido capaz de anteponer su ideología a la salud de los españoles, con el único objetivo de satisfacer y cumplir con la agenda del globalismo, organizando una manifestación para ensalzar la ideología de género y otros postulados de la ideología del magnate especulador, arriesgando la vida de sus correligionarios y de su propia familia. ¿Cabe mayor felonía?

Sabe Sánchez, que cuando los españoles le pidan cuentas, por sus actos. ante los tribunales, estos estarán manipulados, como hemos comprobado en el pasado reciente, y en el caso de acudir a los tribunales internacionales para pedir la responsabilidad penal de Sánchez contra el pueblo español y contra la humanidad, los jueces que juzguen el caso, habrán sido elegidos por Soros de entre su legión de asalariados y apesebrados que copan los puestos de responsabilidad de las organizaciones internacionales que domina, y en las que España ha dejado girones de su soberanía.

Sánchez cuenta con ello y por eso se cree inviolable, de ahí viene su fanfarronería. 

Pero Pedro Sánchez no sabe que España es mucho más que un estado caduco de las Autonomías; España es una nación milenaria e indestructible, donde los vivos, los muertos y los que están por nacer, van a clamar justicia por sus felonías y le van a dar el escarmiento, que como traidor se merece. En el cielo, le juzgará alguien más justo e implacable. 

Consejos para los jueces que han de juzgar a Sánchez

“Por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida”. (Don Quijote, II, cap. 58).

Con la soberbia de un necio, Pedro Sánchez ha gobernado al pueblo español con el convencimiento de que sus actos estaban protegidos por la inmunidad que le confería su protector. Ha gobernado España como si de la Ínsula de Barataria se tratase, pero sordo a los consejos de Don Quijote. Veamos que nos cuenta el libro de Cervantes:

De cómo Pedro Sánchez ha gobernado el Estado:

“… –Eso no, Sancho –respondió don Quijote–, que el necio en su casa ni en la ajena sabe nada, a causa que sobre el aumento de la necedad no asienta ningún discreto edificio. Y dejemos esto aquí, Sancho, que si mal gobernares, tuya será la culpa, y mía la vergüenza; más consuélome que he hecho lo que debía en aconsejarte con las veras y con la discreción a mí posible: con esto salgo de mi obligación y de mi promesa. Dios te guíe, Sancho, y te gobierne en tu gobierno, y a mí me saque del escrúpulo que me queda que has de dar con toda la ínsula patas arriba, cosa que pudiera yo escusar con descubrir al duque quién eres, diciéndole que toda esa gordura y esa personilla que tienes no es otra cosa que un costal lleno de refranes y de malicias…”.

De cómo el villano Pedro Sánchez no ha sabido de la humildad y el servicio a su pueblo que mostró Sancho Panza:

“… –Señor –replicó Sancho–, si a vuestra merced le parece que no soy de pro para este gobierno, desde aquí le suelto, que más quiero un solo negro de la uña de mi alma que a todo mi cuerpo; y así me sustentaré Sancho a secas con pan y cebolla, como gobernador con perdices y capones; y más que, mientras se duerme, todos son iguales, los grandes y los menores, los pobres y los ricos; y si vuestra merced mira en ello, verá que sólo vuestra merced me ha puesto en esto de gobernar: que yo no sé más de gobiernos de ínsulas que un buitre; y si se imagina que por ser gobernador me ha de llevar el diablo, más me quiero ir Sancho al cielo que gobernador al infierno”.

Pero lejos del genio de Cervantes, los españoles de hoy hemos de juzgar a Pedro Sánchez con la dureza implacable que demandan sus actos, intentando ser justos, ya que sólo de la aplicación de la Ley se llega a la justicia. Santa Teresa de Calcuta, tiene, al respecto de juzgar a los demás, esta máxima: “Si juzgo, no amo”. 

La razón más profunda del pensamiento de la Santa Teresa, enraíza con el pensamiento de Santo Tomás de Aquino, quien pone desde su doctorado las tres condiciones requeridas para juzgar en la tierra con Justicia: “el celo de la rectitud, con el fin de que uno no emita juicio por odio o por envidia sino por amor de la justicia según aquellas palabras de Prov 3,12: El Señor corrige al que ama” (Suma Teológica, III, q. 59, a. 1, in c)

En efecto, el odio, la envidia o los celos intempestivos, oscurecen y hasta pueden cegar la capacidad racional, hasta el punto de errar fácilmente en un juicio emitido bajo estos estados afectivos. Para juzgar a Pedro Sánchez por los delitos cometidos contra sus semejantes y compatriotas, el juez ideal no ha de tener, en su estado de ánimo, ninguno de esos humanos sentimientos para evitar la parcialidad. Pero, aun así, con más de 2.500 muertos y casi 40.000 contaminados por la negligencia e incompetencia temeraria de Pedro Sánchez ¡qué difícil es realmente conseguir tal neutralidad! 

Parece que la neutralidad sólo la hace posible el amor, pero no ciego sino iluminado por la verdad y la justicia. Pero hay, además, otro interesante elemento que solemos olvidar, que es el carácter mutable del corazón humano. En este aspecto, Santo Tomás nos dice “no es posible dar un juicio completo sobre un hombre mientras no se termine su vida, ya que muchas veces puede cambiarse de bueno en malo o al revés; o de bueno en mejor, o de malo en peor” (Suma Teológica, ibid, a. 5, in c)

Pero como soy humano y teniendo en mi corazón la templanza que me inspiran los santos y doctores de la Iglesia, voy a solicitar que se le aplique al gobierno y a su presidente la imparcialidad de los seres humanos, que sin alejarme de la doctrina de la Santa Madre Iglesia y con las reticencias a alejarme de la sabiduría del refranero español, “consejos doy que para mí no tengo”, voy a dejar que sea Don Alonso Quijano, más versado y más cuerdo que yo, quién dé a los jueces que han de juzgar a Sánchez, los consejos para encontrar la difícil imparcialidad para enjuiciar los delitos que ha cometido contra España y su pueblo.

Don Quijote le dio a Sancho los siguientes consejos, antes de ir a gobernar la ínsula Barataria, para que fuera un justo juez que resolviera los litigios entre sus súbditos, los cuales, de su boca, doy yo a los jueces patrios y foráneos que en los tribunales nacionales e internacionales habrán de decidir: 

“… Primeramente, ¡oh hijo!, has de temer a Dios, porque en el temerle está la sabiduría, y siendo sabio no podrás errar en nada…

… Lo segundo, has de poner los ojos en quién eres, procurando conocerte a ti mismo, que es el más difícil conocimiento que puede imaginarse. Del conocerte saldrá el no hincharte como la rana que quiso igualarse con el buey, que, si esto haces, vendrá a ser feos pies de la rueda de tu locura la consideración de haber guardado puercos en tu tierra… 

… Haz gala, Sancho, de la humildad de tu linaje, y no te desprecies de decir que vienes de labradores; porque, viendo que no te corres, ninguno se pondrá a correrte; y préciate más de ser humilde virtuoso que pecador soberbio. Innumerables son aquellos que, de baja estirpe nacidos, han subido a la suma dignidad pontificia e imperatoria; y de esta verdad te pudiera traer tantos ejemplos, que te cansaran… 

… Mira, Sancho: si tomas por medio a la virtud, y te precias de hacer hechos virtuosos, no hay para qué tener envidia a los que los tienen de príncipes y señores, porque la sangre se hereda y la virtud se aquista, y la virtud vale por sí sola lo que la sangre no vale… 

… Siendo esto así, como lo es, que si acaso viniere a verte cuando estés en tu ínsula alguno de tus parientes, no le deseches ni le afrentes; antes le has de acoger, agasajar y regalar, que con esto satisfarás al cielo, que gusta que nadie se desprecie de lo que él hizo, y corresponderás a lo que debes a la naturaleza bien concertada…

… Si trajeres a tu mujer contigo (porque no es bien que los que asisten a gobiernos de mucho tiempo estén sin las propias), enséñala, doctrínala y desbástala de su natural rudeza, porque todo lo que suele adquirir un gobernador discreto suele perder y derramar una mujer rústica y tonta…

… En acaso enviudares, cosa que puede suceder, y con el cargo mejorares de consorte, no la tomes tal, que te sirva de anzuelo y de caña de pescar, y del no quiero de tu capilla, porque en verdad te digo que de todo aquello que la mujer del juez recibiere ha de dar cuenta el marido en la residencia universal, donde pagará con el cuatro tanto en la muerte las partidas de que no se hubiere hecho cargo en la vida… 

… Nunca te guíes por la ley del encaje, que suele tener mucha cabida con los ignorantes que presumen de agudos. Hallen en ti más compasión las lágrimas del pobre, pero no más justicia, que las informaciones del rico. Procura descubrir la verdad por entre las promesas y dádivas del rico, como por entre los sollozos e importunidades del pobre… 

… Cuando pudiere y debiere tener lugar la equidad, no cargues todo el rigor de la ley al delincuente, que no es mejor la fama del juez riguroso que la del compasivo… 

… Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva, sino con el de la misericordia… 

… Cuando te sucediere juzgar algún pleito de algún tu enemigo, aparta las mientes de tu injuria y ponlas en la verdad del caso. No te ciegue la pasión propia en la causa ajena, que los yerros que en ella hicieres, las más veces, serán sin remedio; y si le tuvieren, será a costa de tu crédito, y aun de tu hacienda… 

… Si alguna mujer hermosa viniere a pedirte justicia, quita los ojos de sus lágrimas y tus oídos de sus gemidos, y considera de espacio la sustancia de lo que pide, si no quieres que se anegue tu razón en su llanto y tu bondad en sus suspiros… 

… Al que has de castigar con obras no trates mal con palabras, pues le basta al desdichado la pena del suplicio, sin la añadidura de las malas razones… 

… Al culpado que cayere debajo de tu jurisdicción considérale hombre miserable, sujeto a las condiciones de la depravada naturaleza nuestra, y en todo cuanto fuere de tu parte, sin hacer agravio a la contraria, muéstratele piadoso y clemente, porque, aunque los atributos de Dios todos son iguales, más resplandece y campea a nuestro ver el de la misericordia que el de la justicia…”.

Espero que los tribunales acepten estos sabios consejos del Ingenioso Hidalgo y así evitaremos, al juzgar a Pedro Sánchez, que se repitan los escándalos de la sentencia del 11-M, de la sentencia de la exhumación de Franco, de la sentencia del 1 de octubre o de la sentencia que resolvía el pago de los gastos de las Hipotecas y del IAJD, la cual hubo de repetirse una semana después, para bien servir a sus señores. Todo en pro de la Justicia.