Para interés de los lectores, reproducimos íntegramente la entrevista realizada por El Mundo a Santiago Abascal.

¿Por qué cree que la solución en medio de la crisis es sustituir a Pedro Sánchez por un gobierno de concentración?

Porque el Gobierno se ha convertido en sí mismo en un peligro para la salud y la vida de los españoles y también para las libertades políticas. Iglesias ha aprovechado estos momentos dramáticos con gente muriendo para blindarse en el CNI, para organizar una cacerolada fallida contra el Rey o para lanzar mensajes contra la propiedad privada. El Gobierno se ha convertido en un obstáculo para salir de esta crisis humanitaria y sanitaria.

¿Por qué sería más eficaz?

Sería un gobierno formado por técnicos o políticos que hayan abandonado la actividad pública, que no tengan más ambiciones, gente capacitada para tomar decisiones sin pensar en las elecciones, alejados de planteamientos ideológicos. Podría ser apoyado por las tres principales fuerzas del Congreso (PSOE, PP y Vox), que tienen 260 escaños y el 74% de la representación.

¿No podría esto retrasar semanas la toma de decisiones urgentes?

Es que el Gobierno no está tomando decisiones urgentes. Está dejando que el problema se pudra. No está dando respuesta al problema sanitario ni está logrando que haya medios de protección ni una verdadera solución al problema económico. Ya no valen los parches, sino que hay que abordar esta crisis con un planteamiento excepcional.

¿Quién tendría que presidirlo?

No hemos querido hablar de nombres deliberadamente para no convertirlo en objeto de debate. Lo más importante es la idea. Lejos de aquellos que nos acusan de romper la unidad, entendemos que la unidad está rota por la acción de gobierno.

¿Felipe González, por ejemplo?

Bueno, no hemos querido hablar de nombres, pero tampoco quiero eludirlos. No sé si es González, si Aznar si son técnicos…. Nosotros no estamos vetando a nadie por cuál sea su militancia en el pasado, sino que creemos que debe ser elegido entre personas que claramente no tengan ambiciones.

¿Confía en el apoyo del PP?

Debe reflexionarlo. No es una propuesta que se pueda contestar a la ligera pero si cree que es patriótico tendría que admitirlo. El peor escenario es un Gobierno negligente, sectario y que no está a la altura.

Si no sucede, ¿el siguiente paso sería una moción de censura?

No queremos adelantar acontecimientos, vamos a seguir con las propuestas y nuestra petición ahora es la de que se aparten aquellos que han tenido una tremenda responsabilidad en que esta pandemia sea mucho más letal de lo que podría haber sido. A partir de ahí, todas las herramientas que la Constitución y los tribunales ponen en nuestra mano son legítimas y democráticas y las usaremos si es conveniente.

Si Sánchez continúa, ¿da por rota cualquier colaboración con él?

Creo que las frases grandilocuentes ahora no son necesarias. Pensamos que se tiene que hacer a un lado junto con el copresidente Iglesias, y si no lo hace, él tendrá que asumir las responsabilidades, no sólo políticas, sino las responsabilidades que a partir de ahora se deriven de la nefasta gestión de esta crisis.

Iglesias le tendió este martes la mano.  ¿Cree que el Gobierno le pide un apoyo gratis?

Iglesias no tiende la mano a la oposición sino la garra. Con maneras muy suaves tiende la mano de manera fraudulenta en un momento en el que se ha permitido desde el Gobierno atacar al Rey en plena crisis, en un momento en el que su única obsesión ha sido introducirse en el control del CNI o en el que se piensa cómo indultar a sus socios golpistas. Así, no se puede tender la mano a la oposición cuando hoy la única urgencia de los españoles es que se proteja nuestra salud y la viabilidad de empleo y de las empresas.

¿Dejará de votar apoyar los decretos del Gobierno?

Este Gobierno se tiene que ir y uno de emergencia nacional tiene que sustituirle y redactar los próximos decretos. Ése es nuestro planteamiento. Sánchez modificó el decreto tres días después de ser aprobado en el Congreso sin consultar ni informar a la oposición. El Gobierno no puede decir que le apoyemos cuando maltrata a la oposición, cuando actúa de manera tan desleal.

¿Entiende que Pablo Casado sea tan duro en las formas, pero que luego tiende la mano a Sánchez y vote a favor de los decretos?

Bueno, yo no quiero entrar en el análisis de lo que hacen otras fuerzas de la oposición. El señor Casado sabe a qué votante representa y nosotros también. No me corresponde a mí juzgar la labor de la oposición, sino que nos corresponde hacer lo que creemos que es oportuno, adecuado y bueno para España, ya que si nos corresponde juzgar al Gobierno. No hacemos oposición a la oposición, sino al Gobierno.Vox ha anunciado acciones judiciales contra el Gobierno.

¿Contra quiénes y por qué exactamente?

Lo que hemos hecho es no descartar las acciones judiciales que, por otro lado, ya se están produciendo por parte de la sociedad civil de una manera espontánea. Estamos estudiando con detalle en qué medida ha podido incurrir en esas responsabilidades penales, pero lo que sí exijo de manera inmediata es la asunción de responsabilidades políticas con la dimisión.

¿Deben los jueces investigar si el Gobierno ocultó información para no perjudicar el 8-M?

Ésta ha sido una confesión que ha hecho el propio Illa cuando dijo que a mediodía del día 8, horas antes las manifestaciones, ya tenían información de un pico de contagios en Madrid. Esta información se la guardaron y la utilizaron las ministras para acudir con guantes de látex. Pero la hurtaron a los españoles y no se usó para impedir las concentraciones. Esto es algo que quede una manera u otra acabará en los tribunales, quienes tendrán que juzgar la negligencia.

En su caso con Vistalegre, ¿con pedir perdón es suficiente? ¿Han asumido ya toda su parte de responsabilidad?

Bueno, Vox es el único partido de los que ese fin de semana participaron en algún tipo de evento, porque tanto el PP como Ciudadanos, PSOE o Podemos apoyaron las movilizaciones del 8M. Vox no lo hizo. Vox tuvo su propio acto político, pero Vox es el único partido de todos esos que no tenía responsabilidades de gobierno. Por lo tanto, es el único que no tenía la información que sí tenían los gobiernos o que deberían tener los gobiernos. El Ministerio de Sanidad o las distintas consejerías de Sanidad. Vox es la única fuerza de oposición y, a pesar de todo, ha sido la única que ha pedido perdón en estos momentos. El resto no han hecho ningún tipo de reflexión sobre los errores que han cometido, a pesar de que los errores que ellos han cometido han podido ser absolutamente letales. Vox sólo tiene la información que tienen los ciudadanos a través de los medios de comunicación. Y en ese sentido, teniendo menos responsabilidad que ninguno, hemos sido los únicos que hemos tenido un gesto ante la ciudadanía.

¿Van a impulsar protestas contra el Gobierno para depurar responsabilidades, ya sea ahora desde los balcones o más adelante en las calles?

Nosotros hemos criticado una de las acciones más terribles que ha hecho este Gobierno que es destruir la unidad de los balcones y no queremos contribuir a ello. Eso sí, desde nuestra labor de oposición leal a los españoles, nos corresponde pedir la dimisión del Gobierno en estos momentos, pero entiendo que no nos corresponde impulsar movilizaciones sociales.

Viendo el fracaso de Europa para dar una respuesta conjunta y solidaria como en el tema de los ‘coronabonos’ ¿cree que Europa sigue siendo útil?

Creo que Europa se juega su futuro en esta crisis y si Europa quiere apostar por el egoísmo o el desentendimiento de algunas de las naciones que forman parte de la misma, estará firmando su sentencia de muerte. Y yo por eso deseo que haya posibilidad de que existan los bonos para todos los países de Europa. Creo que la verdadera salida de esta crisis ha de hacerse con la asunción de bonos que permitan mantener el empleo y pagar los salarios durante estos meses. Es una solución excepcional, pero igualmente es excepcional el momento que estamos viviendo. A nosotros no se nos ocurriría en ningún caso plantear un endeudamiento en circunstancias normales, pero las circunstancias que vivimos son absolutamente históricas, son las más graves que han vivido las sociedades occidentales en este siglo y probablemente en muchísimas más décadas.

Si no se hiciera, ¿cree que en el horizonte podría estar que España siguiera los pasos de Reino Unido o es un horizonte que no contempla?

Bueno, yo lo que creo es que los dirigentes europeos tienen que hacer una reflexión sobre la desafección que este abandono podría provocar en muchas poblaciones europeas, son ellos los que tienen que hacer esa reflexión. Y los españoles tendremos que hacer en el futuro una reflexión de si Europa ha estado a la altura de las circunstancias, si Europa ha sido útil realmente para los europeos o para las naciones europeas en los momentos más difíciles de nuestra vida, y yo creo que eso va a ser definitivo para el futuro de la Unión.

¿Y esa reflexión habrá que hacerse más adelante?

Sí, yo entiendo que no hay que hacer las reflexiones en caliente y habrá que ver si Europa reacciona o si Europa no reacciona. Pero creo que eso va a ser totalmente definitivo para el futuro de la Unión Europea. Y la Unión Europea tiene el deber de reaccionar si quiere sobrevivir.