En España hay más contagiados por coronavirus de los que figuran en las estadísticas oficiales. Es un hecho cada vez más extendido entre los principales sectores relacionados con la crisis sanitaria del COVID-19. De hecho, la alta tasa de mortalidad que muestra España respecto a la media mundial de la Organización Mundial de la Salud (un 9,2% frente a un 5%) indica que en el balance oficial del Gobierno faltan contagiados. Al menos alrededor de unos 100.000.

No se realizan test porque hay escasez de estos. La prueba diagnóstica se le niega por sistema al personal sanitario incluso aunque muestre síntomas. Los ‘casos probables en seguimiento domiciliario’ quedan fuera de las estadísticas oficiales. Los condicionantes que establecen los protocolos de Sanidad dejan entrever que los casos reales de contagios por coronavirus son significativamente mayores de los que muestran las estadísticas oficiales.

Sin embargo, sí existe un indicador relativamente objetivo que permite vislumbrar el verdadero alcance de la pandemia en España: la tasa de letalidad, el número de personas que ha fallecido por el coronavirus del conjunto total de población contagiada. El índice nacional es del 9,2%. Es decir, que de cada 100 contagiados, han terminado falleciendo 9.

La cifra, señalan los expertos, no puede reflejar la realidad ya que es muy alta, según todos los estudios epidemiológicos realizados hasta hoy sobre la enfermedad. Esa tasa no es real y refleja que los contagios, a la fuerza, deben ser mucho mayores a los 117.000 declarados por el Gobierno de Pedro Sánchez.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), que lleva recogiendo datos de contagios y fallecidos de forma independiente en todos los países del mundo, lleva contabilizados un total de 896.450 casos y 45.525 defunciones. Esa cifra permite conoce la tasa media de letalidad que la OMS calcula sobre la pandemia en números mundiales: un 5,0%. De cada 100 personas contagiadas, mueren 5.

Para que las cifras de contagios declarados en España y las de muertes certificadas encajasen en ese 5,0% de letalidad, a las estadísticas españolas habría que sumar por lo menos 100.000 casos más de infección. Añadiendo esa cifra, los 217.000 contagiados resultantes sí reflejarían la tasa media de letalidad que maneja la OMS a día de hoy.

Este indicador varía considerablemente según el país. Aquellos que han realizado muchos test mantienen la tasa en niveles bajos, como por ejemplo Corea del Sur (1,6%) o Estados Unidos (2%). Sin embargo, aquellos más afectados por la pandemia y que muestran una mayor saturación del sistema sanitario ofrecen cifras superiores a esa media OMS: Italia registra un 12%, Francia 7,1%, Reino Unido 8,5%, Irán 6,3%.

La tasa se triplica en España

Desde el comienzo de la crisis sanitaria, este indicador ha ido creciendo en España hasta alcanzar el 9,2%. Hace tres semanas, el 14 de marzo, la tasa se situaba en el 3,0%. Se ha triplicado.

Sin embargo, también a la hora de calcular esa cifra existen dificultades. Sobre las estadísticas oficiales de fallecidos también planean dudas. Entre los profesionales de las funerarias (Aesprof), como desveló OKDIARIO,  se calcula que los muertos por la pandemia serían en realidad un 40% superiores a lo declarado.

Las voces de alarma se extienden cada vez más, como la del sacerdote de la ‘zona cero’ de Tomelloso, un pueblo de Ciudad Real azotado por la mortalidad del coronavirus. Mientras las cifras oficiales apuntan al centenar de muertos, los curas han oficiado ya cerca de 200 exequias fúnebres. Desde esta misma semana, el Gobierno ha dado orden de no registrar como fallecido por coronavirus a aquellos pacientes no diagnosticados por COVID-19 en vida.

https://okdiario.com/sociedad/datos-oms-desenmascaran-gobierno-faltan-100-000-contagiados-calculos-espana-5405764