La moratoria en el pago de las cuotas no entrará en vigor hasta el mes de mayo mientras el Gobierno prepara 100 millones en publicidad institucional para los medios de comunicación

Ante la crisis económica producto de la pandemia del coronavirus (COVID-19) y su gestión criminal de la misma, el Gobierno lanzó hace unas semanas un paquete de medidas bajo la denominación de «escudo social» con el objetivo de «favorecer a los más afectados por la crisis». Nada más lejos de la realidad. El pasado 31 de marzo, los autónomos, independientemente de si habían tenido que cesar su actividad o no, tuvieron que pagar los 283 de la tarifa de la Seguridad Social correspondiente al mes de febrero.

El pasado martes se conoció que los mismos medios de comunicación que censuran las informaciones sobre las propuestas de VOX, han recibido una cuantiosa subvención por parte del Estado. En total, más de quince millones de euros, pese a que muchas de estas empresas han generado grandes ingresos en el último año y pueden continuar su actividad con normalidad.

La decisión de Sánchez de regar con fondos públicos los medios de comunicación privados coincidió con el pago de la cuota de autónomos, un colectivo al que el propio gobierno ha prohibido trabajar casi en su totalidad por no ser considerado como «actividad esencial», al contrario que a tertulianos o presentadores políticos.

El «escudo social» del Gobierno también obligará a los autónomos a abonar las cuotas correspondientes a los meses de marzo y abril, aunque no hayan ingresado nada durante esos meses. La publicitada moratoria en el pago de las cuotas no entrará en vigor hasta el mes de mayo, tal y como figura en la publicación del Boletín Oficial del Estado (BOE).

Según Libertad Digital, la devolución de la cuota con carácter retroactivo a partir del mes de mayo solo afectará a 360.000 autónomos, el 11,2% del total.

100 millones más para los medios de comunicación

El Gobierno está trabajando en un Plan de Publicidad y Comunicación Institucional 2020 dotado con 100 millones de euros públicos, un dinero destinado a financiar las campañas institucionales de publicidad de los principales ministerios. Según el portal Invertia, estamos ante la cifra más elevada destinada a la comunicación institucional desde los 130 millones aprobados en 2010, los últimos presupuestos de José Luis Rodríguez Zapatero.

¿Cuántos respiradores podrían comprarse con esos 100 millones de euros? ¿Cuántos autónomos y pequeños empresarios podrían salir adelante con esas cantidades de financiación pública?

Plan Protejamos España

El pasado martes, VOX presentó el programa ‘Protejamos España’ con el que se pretende atajar la crisis sanitaria y económica producto de la pandemia del coronavirus COVID-19 y la nula gestión por parte del gobierno. Entre las medidas anunciadas por Abascal destacó el pago de las nóminas por parte del Estado de trabajadores y autónomos.

El décimo punto del programa presentado por VOX reclamó la «asunción del pago por parte del Estado y durante tres meses, del importe de las nóminas de todos los trabajadores; en el caso de los autónomos, pago de una cantidad equivalente al nivel medio de su facturación en los tres meses anteriores».