Reproducimos aquí, por si fuera de su interés, la entrevista completa realizada a Santiago Abascal, líder de VOX, en el periódico El Economista.

Vox critica duramente el plan de desescalada del Gobierno, ¿por qué?

No podemos confiar en el plan de desescalada del Gobierno, que ha provocado la gran escalada del virus en España. Esta nueva etapa sólo puede afrontarla un Gobierno de emergencia nacional, porque Pedro Sánchez está totalmente deslegitimado y ha perdido el crédito ante los españoles, y en el contexto internacional. La nueva normalidad que propone el Gobierno es simplemente la normalización del caos.

¿Las medidas propuestas en cuatro fases son las correctas?

El plan está repleto de contradicciones, y lo ha estado desde el principio. Pero lo verdaderamente grave es que el plan de desescalada no es creíble, porque no hay acceso a la protección necesaria para que podamos salir a las calles. El Gobierno no tiene los test necesarios para identificar a las personas sanas o enfermas. Y el presidente sigue siendo el portavoz de la incertidumbre, y por eso no puede contar con nuestro apoyo. Cada vez que Pedro Sánchez aparece en televisión, los españoles, lejos de tener respuestas, tienen más preguntas e incertidumbre, por eso la solución es que el Gobierno dimita y sea sustituido por otro de emergencia nacional formado por técnicos y apoyado por PSOE, PP y Vox, que representan un 75% de la Cámara. Si este Gobierno no dimite Europa nos dará la espalda.

Hablando de test, ¿qué le ha parecido que la OCDE sitúe a nuestro país por debajo de la media mientras el Gobierno decía que éramos de los primeros del ‘ranking’?

Esa es una prueba más de que este Gobierno es el gran campeón del bulo y la mentira. Llegó al poder engañando a los españoles, diciendo que no pactaría con Podemos y con separatistas y no ha parado de hacerlo . Ha mentido a los españoles, ha ocultado información sobre la epidemia, y además ha querido mentir a instituciones internacionales en relación con los test, lo que nos sitúa en el desprestigio internacional. Esa falta de credibilidad internacional tendrá consecuencias, sobre todo para la financiación de nuestra deuda. Las mentiras de Sánchez las pagaremos todos los españoles, porque nadie se va a fiar de nosotros.

Lo que dicen los países del norte es que están preocupados, no tanto por Sánchez como por las propuestas de Podemos, y por eso desconfían...

Pablo Iglesias se ha convertido en un obstáculo importante porque nos quiere llevar a una España bolivariana, con cartillas de racionamiento y rentas mínimas. Eso sólo se cambia eligiendo, cuando esto pase, un Gobierno de emergencia.

Pero ustedes piden ahora un sector público mastodóntico que pague un sueldo también a los autónomos…

No planteamos un sector público mastodóntico, sino que, de forma excepcional, y a través de la emisión de deuda, se apoye al sector privado. Calculamos en 80.000 millones de euros el dinero que sería necesario para poder pagar las retribuciones de los asalariados y los autónomos a los que el Gobierno no ha permitido trabajar durante la pandemia. Eso impediría los despidos, y que una vez pasada la crisis pudiéramos levantar la persiana, con todos los empleados en sus puestos de trabajo y sin que se hubiera destruido el tejido comercial y productivo. Es mucho mejor eso que dar una renta mínima y asumir la destrucción del empleo.

¿Eso significa que en Vox apuestan por la deuda pública?

No. No simpatizamos con quienes impulsan la deuda pública, pero vivimos una situación excepcional, similar a la de una contienda bélica, y no hay más remedio que ir a un endeudamiento. Ese es el menos malos de los escenarios. Nosotros hemos hablado de 80.000 millones, cuando el Gobierno está hablando de 200.000 millones, por tanto, nuestra propuesta es mucho más sensata.

¿No es el momento de la unidad?, ¿O eso es imposible si Pablo Iglesias les tacha a ustedes de fascistas, antipatriotas y parásitos, y ustedes se las devuelven iguales o mayores?

Hace mucho tiempo que las etiquetas de la izquierda radical y de los comunistas no nos afectan, pero ofenden a los millones de españoles que nos han convertido en la tercera fuerza política y se han sentido insultados. El vicepresidente del Gobierno, en clave guerracivilista y amenazante, ha utilizado en el Congreso los mismos términos de la Pasionaria cuando amenazó a Calvo Sotelo. Pablo Iglesias es un guerracivilista que utiliza su escaño para insultarnos, y un cínico, que se permite hablar de patriotismo tras haber dejado abandonados hasta la muerte a quienes levantaron España.

¿Cree que el presidente tenía que haber pedido perdón o eso no basta?

Pedir perdón está bien, pero en este caso no basta. La gravísima imprudencia, la negligencia, la falta de previsión del Gobierno, ha tenido consecuencias nefastas y le van a suponer un aluvión de querellas . Nos ha puesto en el récord Guinness de la mortalidad por habitante.

Su partido se va a incorporar a la Comisión de Reconstrucción porque han cambiado de opinión, ¿no?

No sólo no hemos cambiado de opinión, sino que hemos logrado que el resto de los partidos cambiase de criterio. Siempre dijimos que la interlocución tenía que producirse en sede parlamentaria, y como el Gobierno ha aceptado y ha rectificado, nosotros, por coherencia, vamos a acudir.

¿Y la van a apoyar?

Nos oponemos a una idea del plan de reconstrucción porque dibuja un Gobierno que ha bajado los brazos, y ha dado ya la destrucción por hecho. Vamos a acudir a la Comisión, no para participar de una falsa unidad que el Gobierno quiere, sino para defender nuestras propuestas: la creación de un Gobierno de emergencia nacional y el pago de los salarios durante tres meses de confinamiento a todos los asalariados y autónomos.

¿A usted qué le parece la posición del PP de apoyo al Gobierno?

La posición del PP es sorprendente. Verbalmente en sus intervenciones son críticos con del Gobierno, pero en la práctica le dan su apoyo sistemático en los estados de alarma. Casado ha dicho que no se puede quitar al cirujano en mitad de la operación. Nosotros pensamos que no estamos ante un cirujano, sino ante un matasanos que ha sido el responsable de miles de muertes en España y de la ruina y la miseria de muchos españoles. Es urgente sustituir a Sánchez y que en España haya un Gobierno de emergencia nacional, muy por encima de los intereses de cualquier partido político, incluso de Vox.

Cs ha manifestado su apoyo pleno. ¿Le parece un cambio sustancial?

Cs ha ido cambiando de posición históricamente, y virar continuamente ha sido su seña de identidad. Por eso su posición cada vez tiene menos credibilidad en España, y así les va.

El último CIS apunta a una subida del bipartidismo y una bajada de Podemos y Vox. ¿Eso le preocupa?

Lo que diga el CIS de Tezanos no me preocupa en absoluto, es irrelevante. Se ha convertido en el máximo exponente de la manipulación. Lo que me preocupa es cómo el Gobierno sociocomunista está utilizando las instituciones del Estado, al CIS, al CNI y a quien sea, incluso se ha permitido atacar a la Monarquía parlamentaria en una huida hacia adelante y un radicalismo absoluto.

¿De verdad piensa que la monarquía puede estar en riesgo?

La monarquía es una de las instituciones, junto con el Ejército, la Guardia Civil y la Policía, mejor valoradas por los españoles, mucho más que los partidos políticos, o los medios de comunicación, y por tanto tiene un apoyo social sólido, aunque esté siendo atacada por el Gobierno. El propio Sánchez ha apelado a la libertad de expresión de Pablo Iglesias cuando éste ataca al Rey, y pide una cacerolada contra la monarquía o un cambio de régimen el pasado 14 de abril. Puede que algunos crean que la monarquía está en riesgo, pero yo creo que está mucho más en riesgo el sillón de Pablo Iglesias.

¿Que el general de la Guardia Civil diga que su posición es proteger al Gobierno para que no tenga críticas daña a esa institución?

A nosotros nos ha parecido muy mal que el Gobierno compareciese permanentemente ocultándose detrás de los uniformes más queridos por los españoles, y se haya parapetado detrás de las instituciones más valoradas. Lo único que hizo el general Santiago es decir las instrucciones del Gobierno, y desenmascararlo.

¿Se está usando el coronavirus para vulnerar derechos fundamentales y amordazar la libertad de expresión?

El coronavirus se está usando como una coartada para hacer avanzar una agenda política socialcomunista que ataque a los ahorradores y a la propiedad privada. Se están vulnerando derechos fundamentales, y se ha convertido el estado de alarma de facto en un estado de excepción, lleno de medidas intervencionistas. Este Gobierno quiere convertir a España en una cárcel chavista.

¿Una cárcel chavista?, ¿por qué?

Porque es el régimen que admiran. Y de ahí todas las acciones de la vicepresidencia, que aprovechan el confinamiento y la incertidumbre para que los ministros comunistas hagan avanzar su agenda ideológica, atacando la propiedad privada, a los ahorradores, a la monarquía parlamentaria, y tratando de amordazar a la oposición. Pedro Sánchez es un personaje sin escrúpulos, de una ambición desmedida , que hará lo que sea para mantenerse en el poder.

¿Está dispuesto a plantear una moción de censura?

Sin duda el Gobierno merece una moción de censura, pero no se dan las condiciones para que se produzca una alternativa apoyada por el PP, Vox y fuerzas separatistas. Nadie piensa que sea posible. Otra cosa es que se plantee una moción de censura testimonial, aunque no haya una mayoría alternativa, y eso no lo descartamos.

Usted ha dicho que Sánchez es un peligro para la vida, la salud, la economía, y las libertades. ¿No les excesivo culparle de 23.000 muertos?

El presidente siempre es el que tiene la máxima responsabilidad, y con su inacción, mentiras y ocultación de datos derivados del sectarismo, ha provocado que haya más de 24.000 muertos. Creemos que tiene responsabilidad política y penal, y por eso hemos presentado contra el Gobierno una querella por imprudencia con resultado de muerte.

¿Cómo valora el ‘sálvese quien pueda» que han emprendido las CCAA, primero por el material sanitario y ahora por la desescalada asimétrica?

Nosotros siempre hemos sido muy críticos con el modelo de las autonomías, que efectivamente ha conducido todos los terrenos desde hace muchos años al «sálvese quien pueda». En estos momentos el Gobierno ha tomado el mando único, en teoría para que hubiera unidad y conexión, pero ha demostrado su total incompetencia. Eso ha conducido a las CCAA a un estado de desesperación para tratar de salvarse por su cuenta. El Gobierno ha terminado con las posibilidades de abastecimiento de España, rompiendo todos los canales de distribución con la intervención de precios, que lo único que ha hecho desde que fue nombrado el ministro comunista Garzón y ha provocado que todo el mercado de material de contención sanitaria se desvíe a otros países.

¿Hay un riesgo cierto de nacionalización de empresas?

Sí, hay un riesgo cierto de nacionalización de empresas. Además, hemos oído incluso amenazas a los ahorros de los españoles. La consorte del vicepresidente, la señora ministra Montero, ha dicho que su modelo de salida de la crisis es el peronista, es decir, el corralito. Los españoles tenemos que estar muy preocupados, no ya sólo con la nacionalización de las empresas, sino con la nacionalización de nuestros ahorros.

Vamos, que en su opinión la propiedad privada está en peligro…

Con Iglesias y sus ministros la propiedad privada, nuestras casas y ahorros están en peligro. Ellos creen que es el momento perfecto para atacar lo que ha dado libertad a la gente. Por eso estamos absolutamente en contra de que haya una renta mínima, de los comunistas que quieren personas dependientes y que millones de españoles vivan de una paga igualitaria, en vez de su trabajo.

¿Qué medidas económicas plantea para una situación que puede llevar a un tercio de los españoles al paro?

No pensamos que deba haber una política económica muy distinta de la que hemos planteado siempre: hay que bajar los impuestos, dar más protagonismo a la sociedad, acabar con el gasto público ineficiente, terminar con las subvenciones a los partidos políticos, a los sindicatos y a las organizaciones patronales. Además, reducir muchísimo la estructura improductiva del Estado asociados a 17 Parlamentos autonómicos y a las autonomías absolutamente elefantiásicas. Ya vemos las colas de los comedores sociales. El dinero público tendría que destinarse fundamentalmente a ayudar a las personas que más están sufriendo, y desviarlo de otros gastos de carácter ideológico como la emergencia climática, la ideología de género, etc.

¿Hay dinero para el blindaje constitucional a las pensiones y la sanidad como plantea parte del Gobierno?

Pablo Iglesias dijo que se hacía cargo de las residencias de ancianos, y los ancianos han muerto abandonados por el Estado, que ha impedido que las residencias compraran EPIs Ellos siempre hacen declaraciones grandilocuentes que no cumplen. Que los comunistas del Gobierno quieran blindar constitucionalmente las pensiones o cualquier otra cosa significa que van a destruir el sistema.

La ministra Díaz ya ha dicho que se va a poner el impuesto a las grandes fortunas y la reforma laboral…

Lo del impuesto a las grandes fortunas es una broma de gente peligrosa que no ha echado ni las cuentas. Con este tipo de propuestas nos llevan a dónde están sus amigos, a Cuba, a Venezuela, a Corea o al fracaso comunista y socialista que hay en todos los países donde se interviene la economía por parte del Estado y se acaba con la libertad.