Es absolutamente clamoroso y denunciable lo que se está haciendo contra la liberad de expresión y de opinión desde el PSOE y desde el gobierno, no ya solo desde que empezó la crisis del coronavirus, sino desde que Pedro Sánchez fue nombrado presidente tras la moción de censura de Rajoy.

La persecución y el intento de mantener silenciados tanto a medios como a usuarios de redes sociales que se ha venido practicando en todo este tiempo por parte de ese partido es absolutamente lamentable y escandalosa. Pero después, y demostrando ser el partido más hipócrita de la historia de España, nos encontramos con que son los primeros en hablar de libertad de prensa, de libertad de expresión e incluso presumiendo de ir contra leyes mordaza.

Nada más lejos de la realidad y la mejor demostración de ello es el comportamiento que están teniendo a lo largo de toda esta crisis del coronavirus contra quien ose criticarles. Para demostrarlo tenemos mensajes de la Guardia Civil, de la Policía Nacional e incluso del propio Ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska.

Pero a los socialistas les da absolutamente igual lo que demuestren los hechos porque ellos siguen yendo a lo suyo. En el día de ayer se celebraba el Día Mundial de la Libertad de Prensa e imaginen quiénes eran los primeros en defender la libertad de prensa y la “información veraz”. Pues ellos, por supuesto, pero como ya se sabe, la libertad de prensa e información veraz para el PSOE es exclusivamente aquella que hable bien de ellos sea verdad o mentira.

Menuda panda de hipócritas…