La sesión de control de este miércoles ha sido, como es habitual, muy bronca. Uno de los momentos más tensos lo ha protagonizado el ministro Fernando Grande-Marlaska tras ser preguntado por Vox por si iba a «seguir utilizando su condición de ministro del Interior para debilitar la democracia».

El ministro ha acusado al partido de Santiago Abascal de hacerse eco de «mentiras» y de generar «crispación y odio» y se ha dirigido a sus miembros para decirles que «sin el Gobierno de coalición de Sánchez, sin el PSOE y sin Unidas Podemos, no son nada».

El diputado de Vox Ignacio Gil Lázaro ha acusado al Gobierno de haber convertido el confinamiento en «un auténtico encierro de la población» y de haber limitado los derechos y libertades de los ciudadanos con un «toque de queda» a las once de la noche.

Gil Lázaro ha recordado que el día 23 su partido ha convocado manifestaciones en toda España contra el Gobierno y el «estado policial» que ha implantado, y ha asegurado que las van a llevar a cabo «de forma legítima y cumpliendo el requerimiento sanitario».

Y es que el diputado de Vox acusa al ministro de impartir órdenes a las fuerzas de seguridad para actuar de forma «coercitiva» contra los ciudadanos y de llevar a cabo una política «represiva» con el fin de que «no se pueda protestar contra un Gobierno inútil y mentiroso que ha causado miles de muertos».

Marlaska le ha respondido que su Ministerio se limita a garantizar el libre ejercicio de los derechos y libertades de los ciudadanos, «y en este caso conjugándolos con la salud pública». El titular de Interior ha calificado las palabras del diputado como «discurso de la infamia» y le ha censurado que haya vertido imputaciones graves a un ministro y a un Gobierno acusándoles de cometer delitos graves.

https://okdiario.com/espana/vox-acusa-marlaska-debilitar-democracia-implantar-estado-policial-espana-5600554