Impasible, como si no fuera con él. Pese a la multitud de críticas que ha recibido de la oposición durante la sesión de control al Gobierno, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, no ha hecho ninguna autocrítica por haber provocado la mayor crisis en el seno de la Guardia Civil en muchos años. Los principales grupos de la oposición, PP, Vox y Ciudadanos le han exigido su dimisión.

Uno de los más duros en sus intervenciones, más sobre haberse convertido en uno de sus nuevos socios, ha sido el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, que ha advertido a Marlaska que «se cree que la policía es tonta y va a comprar su silencio» con la subida de sueldo. El diputado naranja le ha recordado al ministro los distintos ceses que ha dirigido en las fuerzas y cuerpos de seguridad en los últimos meses, como el jefe de la UCO o el responsable de la Policía que avisó de la compra de mascarillas. Además ha acusado a Fernando Grande-Marlaska de usar las «coacciones y amenazas de los ceses para que los funcionarios tengan miedo».

La diputada del PP Carolina España ha exigido al ministro que «no mienta» en la justificación por el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos. España le recuerda que «no es una remodelación» como había dicho. Según ella «es un ataque a la Guardia Civil y al Poder Judicial». En la misma línea se ha pronunciado un compañero de bancada, Eloy Suárez, que ha explicado que «lo que llama pérdida de confianza es una venganza».

España, tras acusar al titular de Interior de «traficar con la equiparación», le ha espetado que «no tiene escrúpulos». La diputada popular cree que Laurentino Ceña «no tenía que haber dimitido, lo debería haber hecho usted». Carolina España también le ha reprochado a Marlaska que «con lo que usted era en la lucha contra el terrorismo, se ha contagiado de la ineptitud de Sánchez e Iglesias».

El PP también ha cargado contra el ministro por «la compra» de los policías que ha pretendido hacer para tapar las críticas que le han llovido en las últimas horas desde los cuerpos policiales. Los populares le recuerdan que «era un compromiso adquirido» por el Congreso la equiparación salarial que, en 2018, firmó el exministro del PP Juan Ignacio Zoido.

El ministro, por su parte, se ha defendido afirmando que «me preocupa que utilice a la Guardia Civil aquí con la equiparación salarial». Fernando Grande-Marlaska, sin sonrojo tras las últimas informaciones conocidas, ha declarado que «nosotros dejamos trabajar sin injerencias a la Guardia Civil ni a la Justicia».

https://okdiario.com/espana/oposicion-acorrala-marlaska-cree-que-policia-tonta-va-comprar-silencio-5668427