Mientras la juez Rodríguez Medel sigue adelante con la investigación judicial del 8-M, no dejan de salir a la luz nuevas trampas realizadas por el Ejecutivo de Pedro Sánchez con el objetivo de ocultar el estallido previo del coronavirus en España y permitir, de ese modo, la celebración de la manifestación feminista de aquel día. Sánchez negó en sus estadísticas oficiales que hubiera ni un sólo hospitalizado en Madrid para permitir el 8-M. Pero lo cierto es que tenía 61 enfermos de covid-19 en UCI, según los propios datos comunicados por los hospitales.

La Justicia va a tener mucho material que revisar. Y es que las estadísticas oficiales que atesora el Ministerio de Sanidad son todo un festival de trampas. El Gobierno quería ofrecer una fotografía de que todo el estallido del coronavirus se descubrió pasado el 8-M.

El pequeño problema de esta versión es que va en contra de la realidad: incluso de la que se puede ver en las bases de datos oficiales, pese a los intentos de manipulación.

De este modo, los datos del 8-M en Madrid -principal plaza en la que se celebraba la manifestación feminista- revelan innumerables datos que contradicen la versión oficial.

Ese día, las bases de datos del Ministerio de Sanidad del Gabinete de Pedro Sánchez recogen un número de hospitalizados en toda la Comunidad de Madrid igual a cero. Y ello, con un total de 1.003 casos de contagio reconocidos por test PCR. Sin embargo, en los archivos a los que ha podido acceder OKDIARIO y que hoy reproduce, se puede leer que en la casilla contigua figura otro dato: el de hospitalizados directamente en grado de unidad de cuidados intensivos. Y en ese dato figuran nada menos que 61 personas.

También es llamativo que el número de hospitalizados en Madrid permanece en cero durante el 9 de marzo: y ello pese a reconocer en esa misma fecha 1.508 contagiados confirmados por test PCR, 21 fallecidos por coronavirus, y admitir que el número de ingresados en UCI hospitalarias se había duplicado en un sólo día hasta alcanzar los 120 casos.

De pronto, el 10 de marzo surgen de golpe todos los hospitalizados reconocidos hasta esa fecha por el Ministerio de Sanidad: 571 casos de ingresos en centros hospitalarios, con 184 en UCI.

Se trata del último capítulo de unas manipulaciones estadísticas del Gobierno de Sánchez que han llegado ya al esperpento. Y es que los datos oficiales elaborados por el Ministerio de Sanidad desvelan también que el Ejecutivo ha atrasado la anotación de los primeros 28 muertos por coronavirus para hacerlos aparecer de golpe el mismo 8-M en el que se celebró la manifestación feminista.

La movilización se celebró por la tarde, pero los datos del conjunto del día, obviamente, no llegaron hasta haber finalizado la jornada y poder comunicar el recuento de víctimas. Traducido: al anotarlos el mismo 8-M, el Gobierno puede justificar que no tenía conocimiento en los momentos previos a la manifestación estrella del PSOE y Podemos, con lo que se cubre frente a reclamaciones judiciales derivadas de la negligencia oficial de haber permitido la concentración multitudinaria feminista en plena pandemia.

El problema es que todos esos muertos fueron comunicados a la prensa previamente, día a día, desde la jornada del 3 de marzo, con lo que el engaño estadístico se convierte en la manipulación más tosca y burda que nadie se pueda imaginar.

Los datos oficiales agregados del Ministerio de Sanidad del Gobierno de Pedro Sánchez reflejan una aparición de golpe de 28 muertos. Los primeros 28 causados por el coronavirus. Y esos documentos oficiales fechan esa aparición justo el mismo día 8-M. Se trata de víctimas que fallecieron desde el día 3 de marzo y cuya cifra fue creciendo paulatinamente día a día, tal y como reflejó toda la prensa porque todos ellos se fueron comunicando de forma oficial y desde el mismo Ministerio de Sanidad.

https://okdiario.com/espana/pedro-sanchez-nego-oficialmente-que-hubiera-hospitalizados-madrid-permitir-8-m-habia-61-uci-5665082