La ministra de Igualdad, Irene Montero, confesó a una periodista el 9-M, tan sólo unas horas después de la manifestación feminista de 120.000 personas en Madrid, que el Gobierno sabía que el coronavirus estaba ya expandido para entonces. Es más, admitió que el Ejecutivo no había tomado las «medidas drásticas» que sí adoptaron otros países europeos aquella semana previa a la marcha ideológica que disparó los contagios.

Esta confesión de Montero aparece en el material bruto de una entrevista que la televisión autonómica vasca ETB mandó a la Forta (Federación de Organismos o Entidades de Radio y Televisión Autonómicos). Aquella entrevista fue realizada en el propio Ministerio de Igualdad y su contenido íntegro —previo a la edición— ha salido ahora a la luz. El material, publicado por ABC, se ha hecho viral en redes sociales.

En concreto, la ministra de Igualdad confiesa a la periodista justo antes de la grabación emitida en su día por la ETB que la manifestación de este 8 de marzo reunió a menos asistentes (120.0000 frente a las 375.000 personas del año anterior) por el coronavirus. «¿A qué crees que se debe la bajada de cifras?», le preguntó la periodista, a lo que Montero contestó: «Pues tía, creo que al coronavirus. O sea, no lo voy a decir pues porque no lo voy a decir».

En este sentido, la titular de Igualdad del Gobierno de Pedro Sánchez señaló: «No lo voy a decir porque quiero ser muy prudente, porque creo que la comunicación que se estaba haciendo como Gobierno es buena comunicación, muy basada en los datos médicos».

En esa conversación previa a la emisión, Irene Montero habla de «pánico un poco generalizado que ya hay» y llega a decir que había gobiernos extranjeros que habían tomado «medidas drásticas» frente al coronavirus. «Incluso hay países europeos que están tomando medidas drásticas. La capacidad real de control que están teniendo es muy limitada, tomando medidas súper (drásticas)…», reconoció.

En la misma línea, intentando explicar si el virus influyó en la bajada de asistentes, Montero prosiguió de esta manera: «Creo que sí, que la cosa que si tienes síntomas coronavirus, no te muevas mucho…», a su juicio, influyó.

Dio positivo 

Precisamente, Moncloa informó sólo tres días después de esta entrevista que la ministra de Igualdad había dado positivo por coronavirus. La propia Montero explicó el 12 de marzo través de su perfil de Twitter que se encontraba bien y que iba a permanecer en casa con su familia y desarrollando su trabajo por medios telemáticos hasta que se lo indicaran las autoridades sanitarias. La titular de Igualdad permaneció de baja por coronavirus hasta el 21 de abril, más de un mes después.

Este vídeo tiene especial relevancia por la causa que está instruyendo la magistrada del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid, Carmen Rodríguez-Medel, quien ha citado como imputado al delegado del Gobierno, el socialista José Manuel Franco, para declarar este viernes 5 de junio.

El mismo día deberán testificar ante la juez el secretario general de la Delegación del Gobierno en la capital, Fernando Talavera Esteso, el jefe del gabinete del delegado, Luis María Sanz Moríñigo, y el director de la Unidad de Seguridad Ciudadana, José Luis Correas Díaz.

Además, la titular del juzgado pidió la pasada semana al médico forense responsable del caso que, a la vista del reciente informe donde acreditó como «cierto y seguro» que las marchas del 8-M influyeron en la difusión del coronavirus— revise su dictamen del pasado 19 de abril para ampliar el mismo «si lo considerase preciso».

La imputación de Franco se conoció horas después de que el ministro del Interior, Fernando Garde Marlaska, destituyera por «pérdida de confianza» al jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Madrid, el coronel Diego Pérez de los Cobos. La investigación llevada a cabo por la Guardia Civil ha encontrado indicios de que tanto el Ministerio de Sanidad como el Gobierno conocían la gravedad del virus que ya se expandía sin control por España antes del 8-M.

480 manifestaciones

Aún así, el Ejecutivo socialcomunista permitió realizar 480 marchas feministas en todo el país, en las que según datos oficiales de las Delegaciones del Gobierno participaron más de 600.000 personas, de las cuales 120.000 asistieron a la marcha principal en la capital.

El delegado del Gobierno en Madrid dio luz verde a esta última en la que estuvieron varias ministras que posteriormente dieron positivo por coronavirus, como la propia Irene Montero, la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, y la titular de Política Territorial, Carolina Darias, así como la esposa del jefe del Ejecutivo, Begoña Gómez, y su madre, Magdalena Pérez-Castejón.

https://okdiario.com/espana/irene-montero-confiesa-que-miedo-coronavirus-llevo-menos-gente-8-m-pero-no-lo-voy-decir-5689984