No sabemos que es lo ocurrido en el congreso de hoy. Pero a todas luces, algo muy raro, a juzgar por una Irene Montero que pierde los papeles, una Carcedo Roces con evidentes signos de algún tipo de intoxicación, o diputados durmiendo, que después alegan desmayos… lo de hoy, es sobrecogedor, y recuerda mucho… a cierto presidente, que por no poder defender su poltrona, se marchó al bar.