Pues va a ser que Centeno también llevaba razón en esto. Bajo un discurso increíblemente opaco, intenta vender un esfuerzo recaudatorio que lleva la contraria a lo que dijo hace dos días. En Fin, Sánchez.