No es el día de Pablo Iglesias, no. entre que se detectan los 9,3 millones de euros de Irán, se confirma que la semana que viene testifica Calvente, y se archiva su causa y se pone a cantar, y que no logra tapar el Dinagate y se demuestra que la tarjeta estaba frita… pues eso, que no es su día.