A lo largo del camino siempre hay piedras que debemos sortear