Las empresas se trasladan de Estado, marchan de New York a estados como Texas o Florida