El presidente de EEUU comienza a nombrar a su personal