Un senador republicano admite haber cometido una violacion a la constitución