Un proyecto de ley quiere borrar de la historia a Donald Trump y que no aparezca en ningún sitio y que jamás se le mencione.