Un nuevo informe delata a la coalición Sanchez-Iglesias dejando claras sus intenciones sobre la ayuda de 150.000 millones de la UE