EN el Senado se ha aprobado un subsidio de 300 dólares semanales, esto hace un flaco favor a la economía de Estados Unidos. El equipo de Joe Biden no trabaja para la creación de trabajo.