Es el dragón blanco el que anda suelto. Donald Trump vuelve a realizar maniobras en la política, da la sensación de que sea campaña electoral, toma las riendas.