Pablo Iglesias vice presidente segundo de España ha soltado un discurso con unas declaraciones horrorosas acusando a los españoles de “trumpistas” en modo despectivo y ha dibujado una España INEXISTENTE. Se marcha para competir por la presidencia de la Comunidad de Madrid. Es el principio de su declive político, en Madrid no tiene nada que hacer.