El Ministerio de Igualdad que dirige Irene Montero ha destinado 17.000 euros a contratar la realización de un estudio sobre «conciliación y corresponsabilidad entre la vida familiar y laboral», precisamente después de que la propia dirigente de Podemos haya tenido a una alto cargo en su ministerio haciendo funciones de niñera para su beneficio, como ya investiga la Justicia. Una conciliación ‘a la carta’ y con dinero público a diferencia de la situación a la que se enfrentan muchas mujeres.

Con todo, la Secretaría de Estado de Igualdad y Contra la Violencia de Género, que dirige Noelia Vera, número dos de Montero en el Ministerio, ha requerido un servicio de «Asistencia técnica para la elaboración de informe de derecho comparado en materia de conciliación y corresponsabilidad entre la vida familiar y laboral». Este procedimiento se ha desarrollado como contrato menor, es decir, sin necesidad de ser sometido a concurso público.

De hecho, sólo se contempló una opción, la Asociación Otro Tiempo, que ha sido la adjudicataria de este contrato por un importe total de 16.940 euros (impuestos incluidos). Según consta en el expediente, el ministerio ha tenido en cuenta a la hora de externalizar este servicio a dicha entidad sus «conocimientos y experiencia especializada en el apoyo en políticas públicas de igualdad de género», así como su «experiencia en el manejo de bases de datos». El plazo de ejecución de este contrato es de 12 meses

El pasado marzo, el juez que investiga las irregularidades contables de Podemos abrió una pieza separada para esclarecer el uso que Irene Montero, ministra de Igualdad, ha hecho de su jefa de gabinete adjunta, Teresa Arévalo, como niñera. Arévalo, que ya realizó la misma función mientras desempeñaba cargos orgánicos en Podemos, fue designada alto cargo por la ministra tras la formalización del Gobierno de coalición en enero de 2020

El caso de Arévalo saltó a la luz pública tras una denuncia de la ex jefa de Cumplimiento Normativo de Podemos, Mónica Carmona, que aportó al juez documentación en torno al empleo de dicha integrante morada por parte de Irene Montero como cuidadora de sus hijos mientras desempeñaba cargos de responsabilidad en el partido, es decir, antes de entrar en el Ministerio, donde luego la acompañó. Arévalo ha sido y sigue siendo miembro de la Ejecutiva de Podemos. En la actualidad está al frente de la Secretaría de Políticas de Cuidados.

Fue la fiscal del caso Neurona, adscrita a la Sección de Delitos Económicos de la Fiscalía Provincial de Madrid, la que se dirigió al juez Juan José Escalonilla, titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Plaza Castilla que investiga las irregularidades contables de Podemos, para pedirle «la incoación de pieza separada en relación a los nuevos hechos denunciados» por Mónica Carmona, responsable de cumplimiento normativo de Podemos hasta que fue despedida. Una petición a la que accedió el instructor.

fuente: https://okdiario.com/espana/irene-montero-gasta-17-000-estudio-sobre-conciliacion-tener-ninera-alto-cargo-7039534