Pedro Sánchez ha subido el tono de la campaña anti Ayuso en su afán por echar un cable a su candidato madrileño, el «soso» Ángel Gabilondo, al que ha vuelto a arropar hoy afirmando que la libertad que propugna la aún presidenta madrileña «es todo menos el desmadre de hacer circular el virus» por la región.

Lo ha dicho Sánchez en un acto de precampaña de las elecciones de la Comunidad de Madrid convocadas para el 4 de mayo, en el que ha respaldado al candidato socialista, Ángel Gabilondo, y en el que ha lamentado que otra vez esté subiendo la incidencia acumulada del coronavirus en la región madrileña.

Un discurso en el que ha asegurado que esa convocatoria electoral no atiende al interés general: «Si hay elecciones es porque de una vez por todas, sin ambages, la derecha madrileña ha decidido echarse en brazo de la ultraderecha».

Convencido de que Ayuso ha decidido anticipar los comicios porque «ha sufrido un gobierno fallido», el también secretario general del PSOE ha considerado que el PP de Madrid manifiesta un «nulo respeto a la inteligencia de los madrileños, como si fueran menores de edad», cuando dudan de que España sea hoy un país plenamente democrático.

«¿Por qué lanzan esa afirmación tan falsa?», se ha preguntado Sánchez. «Para esconder el verdadero dilema, que es que solamente hay dos opciones en Madrid: una seria, que es la liderada por el PSOE, y otra que sea el gobierno de la plaza de Colón», se ha respondido.

Pedro Sánchez ha enumerado los ingredientes de la receta del PP en estas elecciones: injusticia social, corrupción, demagogia y ultraderecha. Todo ello, ha dicho, aderezado con una capa de «transfuguismo».

Sobre el primer ingrediente, ha puesto algún ejemplo, como los recortes del PP en Sanidad o el aumento de las listas de espera.

Respecto a la corrupción, ha precisado que de los seis expresidentes de la Comunidad de Madrid del PP, cuatro han sido imputados o condenados por corrupción, así como hasta nueve consejeros de ese partido.

Y ha censurado la demagogia de Ayuso, quien ha calificado de modélica su gestión de la pandemia en la región, cuando en realidad, ha dicho Sánchez, cuenta con récord de contagios, de muertes en residencias y de «lentitud en la vacunación», ya que solo al 68 por ciento de los mayores de 80 años se ha administrado la primera dosis frente al 75 por ciento de media nacional.

A todo ello ha añadido un «descontrol y desmadre» que está poniendo en riesgo la salud de los madrileños y un acercamiento a la ultraderecha de Vox.

Por todo ello, para Sánchez el 4 de mayo la única disyuntiva es apostar por un gobierno «serio» con Gabilondo al frente o por el de la foto de la plaza de Colón, con PP, Vox y Ciudadanos.

Y para evitar este último, Sánchez ha hecho un llamamiento a todos los progresistas de izquierdas para que voten a Gabilondo porque Madrid «se merece en serio un gobierno de verdad, que emplee el tiempo en gobernar y no en estar siempre en la trinchera».

«La gente de Madrid no quiere que sea la única región de Europa que esté gobernada por la ultraderecha y que sea la capital del odio y la corrupción», ha enfatizado Sánchez.

El presidente del Gobierno ha querido dejar claro que 2021 será el año de la recuperación porque será el de la vacunación, y ha reiterado que antes de que finalice el verano, el 70 por ciento de la población estará vacunada.

fuente: https://okdiario.com/espana/sanchez-eleva-tono-campana-anti-ayuso-acusa-del-desmadre-hacer-circular-virus-7044618