El presidente del Partido popular Pablo Casado realiza una maniobra política y pide votos en las filas de Vox, es una medida a la desesperada ante el crecimiento de Vox.