MÁS DE 20.000 FALLECIDOS HA SIDO SACADOS DE LAS LISTAS TRAS LA DEMANDA QUE HA PRESENTADO PENSILVANIA. Una demanda ya aceptada y concluye con la exclusión de 20.000 personas que no viven desde hace décadas. Estados Unidos se tambalea de nuevo.