El juez que investiga el caso Neurona, Juan José Escalonilla, ha ordenado al banco Triodos Bank que informe sobre la cuenta de la ‘caja B’ de Podemos que desvió dinero a la asociación Comunicación Popular #404. Esta productora audiovisual, vinculada a la formación de Pablo Iglesias, está  siendo investigada en la causa por recibir 100.000 euros de la denominada ‘Caja de Solidaridad’.

En un auto, al que ha tenido acceso OKDIARIO, el magistrado ordena a la banca ética Triodos Bank que remita un “extracto comprensivo” con todos los movimientos bancarios de la firma audiovisual podemita desde el 4 de septiembre de 2019 hasta la actualidad. El magistrado subraya que la investigación se centre en tres transferencias recibidas desde la ‘caja B’ de la formación morada a la asociación Comunicación Popular #404. Este periódico desveló estos tres desvíos de 10.000 euros cada uno realizados en las fechas 5 de septiembre de 2019, 20 de marzo de 2020 y 15 de julio de 2020.

Así lo indica en el auto remitido al banco: «Informar de la cuenta o cuentas ordenantes desde las que se recibieron dichas transferencias. Una vez se tenga conocimiento de tal extremo, se remitirá oficio a las entidades bancarias a las que pertenezcan la cuenta o cuentas ordenantes a los efectos de que informen sobre la titularidad de dicha cuenta, la identidad de la persona autorizada para la disposición del numerario existente y la identidad de la persona o personas que acordaron dichas tres transferencias por importe de 10.000 euros a dicha cuenta titularidad de la asociación Comunicación Popular #404».

Buena parte de esta información ya la conoce el Juzgado. Hay que recordar que, en un oficio anterior en el que Triodos Bank desveló el ingresó de 30.000 euros a la productora podemita, el banco informó de que la transferencia se realizó desde otra cuenta en la misma entidad titularidad de la ‘Caja de Solidaridad’.

Del mismo modo, el titular del Juzgado de Instrucción Número 42 ordena enviar los datos recabados por el banco a la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional (UDEF) para ampliar la investigación sobre el destino de los fondos desviados a la asociación ligada a Podemos.

100.000 € de la Caja B

El juez sólo cuenta con los extractos bancarios de 30.000 euros desviados a Comunicación Popular #404, según la información que obra en el sumario. Sin embargo, la formación morada aprobó dos “donaciones” de 50.000 euros cada una a la citada productora.

Este periódico desveló que la ministra Ione Belarra firmó un acuerdo para desviar el segundo montante a su firma audiovisual de cabecera. Así consta en un documento aportado a la causa por el partido morado tras solicitarlo previamente el juez Juan José Escalonilla.

Belarra plasmó su rúbrica en el acuerdo como secretaria de Coordinación Ejecutiva de secretarios de Podemos. El documento exponía lo siguiente: «En el Consejo de Coordinación del 2 de septiembre de 2019 se aprobó en el punto 5 (Caja de Solidaridad) la aprobación de la segunda donación de la Caja de Resistencia a la organización Comunicación Popular #404 por valor de 50.000 euros (se hará un pago fraccionario en los próximos meses)».

El documento fue firmado el 16 de octubre de 2020. En ese momento el titular del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid ya había imputado a varios miembros de Podemos.

Programa para adoctrinar

La asociación #404 Comunicación Popular solicitó dinero a Podemos para «impulsar un movimiento popular» y una «transformación social empleando la comunicación como herramientas colectivas», según consta en los documentos aportados por Podemos al Juzgado.

Los impulsores de esta asociación buscaban, según sostiene dicho escrito, «la defensa de los derechos humanos en el contexto social actual y el impulso de los procesos de creación colectiva frente a la captación por parte de las élites económicas de los medios de comunicación y de las expresiones culturales». «Son pilares fundamentales sobre los que se sostiene #404, en coordinación con otras iniciativas del movimiento popular», prosiguen.

Para ello diseñaron un proyecto audiovisual que se llamaría Veintecento, en homenaje a la película Novecento de Bernardo Bertolucci. Consistiría en un programa de entrevistas en formato Youtube con dos participantes. Cada entrevista tendría una duración de 15 minutos y se producirían 6 capítulos por temporada.

Los temas a tratar serían «cultura, deporte, comunicación» y «con una o un referente de las luchas sociales y movimientos populares». Cada programa tendría como «objetivo particular visibilizar las luchas y reivindicaciones del colectivo participante concreto». «La elección de las y los participantes atenderá siempre a estos criterios, de forma que se pueda enriquecer una temática social concreta desde diferentes perspectivas, como puede ser por ejemplo la lucha en las calles», explicaban los organizadores en su escrito. El público al que se dirigirían son usuarios de Youtube entre 16 y 35 años.

Vídeos inexistentes

Para financiar este proyecto necesitaban acceder a la ‘Caja de Solidaridad’ porque –explicaban– las «donaciones, campañas de crowdfunding, suscripciones y venta de merchandising» no les llegaban para cubrir el gasto de un canal de esta plataforma audiovisual. Sin embargo, esta asociación no destinó el dinero al supuesto programa de entrevistas llamado Veintecento, dado que no consta en su web ni en ninguna de sus plataformas la publicación del mismo, tal y como ha podido comprobar este periódico

fuente: https://okdiario.com/espana/juez-pide-investigar-cuenta-bancaria-caja-b-podemos-7068919