Existe una realidad paralela a la supuesta versión oficial en cuanto a la frontera de Estados Unidos y México, el gobierno de Estados Unidos prometieron una serie de cosas que ahora no pueden cumplir y aplican las políticas del presidente anterior las cuales tachaban de inaceptables