Pablo Iglesias bate récords. De saqueo fiscal. OKDIARIO publica las simulaciones de impacto fiscal de las medidas tributarias de los programas de los partidos de izquierdas que se presentan al 4M. Y del programa de Isabel Díaz Ayuso. Y Pablo Iglesias es el rey del infierno fiscal. Podemos quiere subir los impuestos 3.027 millones de euros, Más Madrid pretende elevarlos 2.327 millones y el PSOE 1.275 millones. Por si fuera poco, parte de las subidas son compatibles y no se pisan, con lo que una alianza entre las tres formaciones podría generar subidas de impuestos anuales superiores a los 4.000 millones de euros.

La cuantificación del impacto de las medidas trasladadas ya en fechas recientes a la Asamblea de Madrid o incluidas en los programas electorales por los tres partidos de izquierdas que se presentan a las elecciones del 4M arrojan un panorama de auténtico infierno fiscal. Si el objetivo de Iglesias, Mónica García y Ángel Gabilondo era terminar de convencer a cualquiera de que Madrid no es un paraíso fiscal, hay que reconocer que un repaso por sus intenciones tributarias lo confirma plenamente.

Podemos se lleva la palma: sus reformas en IRPF suponen un alza de 617 millones de euros; en Sucesiones y Donaciones, de 1.460 millones; y en Impuesto de Patrimonio, de otros 950 millones. Total: una subida de 3.027 millones de euros aplicando sus esquemas a las actuales bases imponibles registradas en la Comunidad de Madrid.

En segundo lugar en el ranking de saqueadores fiscales se encuentra Más Madrid, el partido de Íñigo Errejón y Mónica García. Sus propuestas fiscales ya trasladadas el pasado mes de febrero a la Asamblea de Madrid tendrían el siguiente efecto: en IRPF, una subida de 527 millones de euros y en Patrimonio, de 1.800 millones. Total: 2.327 millones de euros de incremento en el pago de impuestos de los madrileños.

En tercera posición en esta clasificación de aspirantes al vaciado fiscal de los bolsillos de los madrileños se encuentra el PSOE con Gabilondo. Pese a sus constantes negativas, OKDIARIO ha mostrado ya los documentos firmados personalmente por él y presentados en la Cámara madrileña el pasado 13 de febrero donde recogía el plan maestro de sus subidas de impuestos. Y allí se plasma un auge del IRPF de 164 millones de euros; de Sucesiones y Donaciones de 581 millones; de Patrimonio de 500 millones; de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados de 18 millones, y de los Tributos sobre el Juego de 12 millones. Total: 1.275 millones de euros.

Frente a ello, la propuesta de Isabel Díaz Ayuso en caso de renovar al frente de la Comunidad de Madrid este próximo 4M recoge rebajas. Reducciones de impuestos que afectan a Sucesiones y Donaciones, con una rebaja de 30 millones de euros, del IRPF por la vía de la reducción de los tipos -con un ahorro de 300 millones- y de ese mismo IRPF por la vía de las deducciones -con una rebaja del pago de 16 millones. Total: una rebaja de 346 millones de euros.

Y es que la presidenta Ayuso ha anunciado ya que la Comunidad de Madrid ampliará en 10 puntos porcentuales la bonificación fiscal que disfrutan los madrileños en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones entre hermanos y entre tíos y sobrinos.

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones de la Comunidad de Madrid está bonificado actualmente al 99% entre padre e hijos, al 15% entre hermanos y al 10% entre tíos y sobrinos. Pero la Comunidad de Madrid ampliará en 10 puntos porcentuales la bonificación vigente entre hermanos, pasando del actual 15% al 25%; y entre tíos y sobrinos, pasando del 10% al 20%. Esta medida beneficiará a 11.000 beneficiarios cada año, que se ahorrarán 30 millones de euros. Además, Ayuso ha anunciado ya la mayor rebaja fiscal autonómica del IRPF.

Fuerte subida

Frente a ello, el candidato socialista a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, comenzó la carrera electoral de cara al 4M con una mentira. Una que afecta al poder adquisitivo de todos los madrileños. El plan del PSOE, si consigue gobernar Gabilondo la Comunidad de Madrid, pasa por aplicar una fuerte subida de impuestos «en el corto y el medio plazo», tal y como recoge el documento que ha publicado ya OKDIARIO y que fue registrado en la Asamblea de Madrid el pasado 12 de febrero a las 12:16 horas.

El resultado de este plan, que cuenta ya con el apoyo de Más Madrid, supone una subida de 3.600 millones de euros para los contribuyentes, como ha publicado este diario. Pese a ello, Gabilondo ha asegurado durante la campaña que «en estos dos años no hay que tocar la fiscalidad», justo lo contrario de lo que ha firmado en el documento registrado en la Asamblea madrileña hace poco más de un mes.

El texto de las enmiendas depositadas por el PSOE madrileño señalan que «los impuestos en el marco de un sistema tributario suficiente y justo suponen la herramienta necesaria para financiar nuestro estado de bienestar y contribuir a la redistribución de renta y riqueza, así como la protección del medio ambiente».

Por ello, según Gabilondo, «los impuestos deben aplicarse atendiendo a los principios de igualdad, generalidad y progresividad, de forma que todos contribuyan de acuerdo con su capacidad económica» y «se debe asegurar el principio de igualdad efectiva de hombres y mujeres en el diseño y aplicación de la política fiscal».

Según el candidato socialista, «el sistema tributario debería ser un instrumento corrector de las desigualdades y no parece que el actual sistema sirva para eso, es imprescindible por tanto una reforma en la fiscalidad en nuestra comunidad, para que tengamos unos impuestos más justos y suficientes» y «una reforma que tiene que ser más progresiva, para que contribuyan más aquellos que tienen más, garantizando la transferencia de rentas que constituyen la base de la solidaridad y la justicia».

El propio Gabilondo definió incluso los plazos de la reforma: «Por ello es preciso actuar, tanto en el corto como en el medio plazo, con el objetivo de reformar nuestro sistema fiscal con un único objetivo: garantizar la pervivencia y la solidez de nuestro sector público y, especialmente, fortalecer nuestro gasto público social».

De esta forma, el plan del Grupo Parlamentario Socialista en la Asamblea de Madrid tendría, en caso de salir adelante, un coste de 1.275 millones de euros, y afectaría, no sólo al IRPF, sino a otra serie de impuestos como Patrimonio, Sucesiones y Donaciones o Transmisiones Patrimoniales, entre otros. Se trata, más que de una enmienda a la proposición de Ley, de una enmienda a la totalidad a la legislación sobre tributos cedidos a las comunidades autónomas.

Por otra parte, las ocho enmiendas parciales presentadas por el Grupo Parlamentario de Más Madrid en la Asamblea de Madrid tendrían un coste para el bolsillo de los contribuyentes madrileños que podría alcanzar los 2.327,37 millones de euros, y tienen que ver con el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y sobre el Patrimonio.

fuente: https://okdiario.com/espana/iglesias-lider-saqueo-fiscal-quiere-subir-impuestos-3-027-millones-garcia-2-327-gabilondo-1-275-7167462