El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido no dar la cara al término de la cumbre social europea que se está celebrando este fin de semana en Oporto (Portugal), convirtiéndose así en el primer presidente en la historia que no ofrece una rueda de prensa en un evento de la Unión Europea (UE) de estas características.

De esta forma, el líder socialista evita dar cuentas a la decena de periodistas españoles desplazados a la ciudad portuguesa no sólo sobre la posición de España en la reunión informal de Jefes de Estado y de Gobierno de la UE, la primera cumbre de presencial de líderes comunitarios en 2021, sino sobre la debacle socialista en las elecciones madrileñas del 4M y sobre la crisis que atraviesa el PSOE de Madrid.

La formación, con Ángel Gabilondo a la cabeza, ha registrado el peor resultado de su historia en la Comunidad de Madrid al sumar tan sólo 24 escaños, 13 menos de los que obtuvo en 2019, cuando quedó primera fuerza de la Asamblea regional.

Una estrepitosa derrota sobre la que Sánchez está intentando desentenderse, a pesar de que la campaña de Gabilondo estuvo plenamente orquestada desde el Palacio de la Moncloa.

El socialista ya evitó ayer contestar a las preguntas de los periodistas a su llegada a Oporto. Estos le interrogaron sobre si el resultado de los comicios madrileños podía suponer un cambio de ciclo político y si asumía alguna responsabilidad por el mal resultado obtenido por el Partido Socialista.

Sánchez decidió dar la callada por respuesta, estrategia que ha mantenido desde el pasado 4 de mayo, con la única salvedad de un mensaje en las redes sociales en el que se limitó a dar la enhorabuena a Isabel Díaz Ayuso por su «gran resultado» y por la gran responsabilidad que suponía.

Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido no dar la cara al término de la cumbre social europea que se está celebrando este fin de semana en Oporto (Portugal), convirtiéndose así en el primer presidente en la historia que no ofrece una rueda de prensa en un evento de la Unión Europea (UE) de estas características.

De esta forma, el líder socialista evita dar cuentas a la decena de periodistas españoles desplazados a la ciudad portuguesa no sólo sobre la posición de España en la reunión informal de Jefes de Estado y de Gobierno de la UE, la primera cumbre de presencial de líderes comunitarios en 2021, sino sobre la debacle socialista en las elecciones madrileñas del 4M y sobre la crisis que atraviesa el PSOE de Madrid.

La formación, con Ángel Gabilondo a la cabeza, ha registrado el peor resultado de su historia en la Comunidad de Madrid al sumar tan sólo 24 escaños, 13 menos de los que obtuvo en 2019, cuando quedó primera fuerza de la Asamblea regional.

Una estrepitosa derrota sobre la que Sánchez está intentando desentenderse, a pesar de que la campaña de Gabilondo estuvo plenamente orquestada desde el Palacio de la Moncloa.

El socialista ya evitó ayer contestar a las preguntas de los periodistas a su llegada a Oporto. Estos le interrogaron sobre si el resultado de los comicios madrileños podía suponer un cambio de ciclo político y si asumía alguna responsabilidad por el mal resultado obtenido por el Partido Socialista.

Sánchez decidió dar la callada por respuesta, estrategia que ha mantenido desde el pasado 4 de mayo, con la única salvedad de un mensaje en las redes sociales en el que se limitó a dar la enhorabuena a Isabel Díaz Ayuso por su «gran resultado» y por la gran responsabilidad que suponía.

Es la primera vez que Sánchez no ofrece una rueda de prensa en una cumbre europea y la primera vez en la historia que no lo hace un presidente del Gobierno. Una espantada que ha indignado a los profesionales de los medios de comunicación que critican que el presidente del Gobierno de España no ofrezca, como el resto de participantes en la cumbre y como es habitual, una rueda de prensa en la que se someta al escrutinio de los periodistas.

Una actitud que pone de manifiesto las pocas ganas que tiene Sánchez de dar explicaciones sobre las elecciones madrileñas, que muchos leen en clave nacional y que, según el PP, va a suponer el principio del fin de Pedro Sánchez en el Palacio de la Moncloa.

fuente: https://okdiario.com/espana/pedro-sanchez-esconde-4m-planta-periodistas-7199179