Ahora a las personas que reclaman libertad se les llama negacionistas. El negacionismo es lo que califican los medios a las personas libres.