Los talibanes avisan a EE.UU. que tienen como fecha límite para abandonar el país el 31 de agosto y que de no ser asi habrá consecuencias