Desde el gobierno no paran de escurrir bultos y ahora con la reforma de las pensiones pretenden tranquilizar a los pensionistas sin contar la verdad y es que pronto no habrá dinero para pagar las pensiones y llegará a su fin.