Veteranos ya retirados han realizado operaciones militares secretas a espaldas del departamento de defensa de EEUU y del actual presidente.