Existen pactos secretos para que las auditorías se tapen y no salgan a la luz.