Una serie de acusaciones vincularon a Rusia con EEUU, se ha demostrado que fue una acusación falsa aun que los medios de comunicación insistieron en difundir la noticia. Al parecer no hubo tal injerencia y las acusaciones no eran verdad.