Tras la entrega de los contratos originales entre Venezuela y Podemos, ahora le toca al juez decidir qué hacer con los miembros de podemos financiados por el régimen bolivariano hundiendo definitivamente a la formación morada.