El gobierno de España tiene unos enemigos naturales y fingen estar bien avenidos, pero no es cierto, hacer según que pactos puede hacer que España se hunda en una economía peor. El enemigo natural de España son los partidos minoritarios.