La Audiencia de Madrid ha decidido dejar que testifiquen en el caso Neurona los militantes del partido morado que se hayan sentido estafados a raíz de un recurso presentado por la ex senadora de podemos Celia Cánovas dando así un mazazo legal a la formación de Pablo Iglesias