Este documento, en poder de OKDIARIO, demuestra que Juan Carlos I nombró beneficiario de la sociedad offshore Fondation Zagatka a su hijo Felipe en mayo de 2006. En la escritura sobre el “reglamento de la Fundación”, el Rey Felipe VI figura como cuarto beneficiario de los bienes del Rey emérito, que así mismo figura como tercer beneficiario.

El escrito societario está firmado por Dante Canonica, que aparece como testaferro en la mayoría de las sociedades y cuentas bancarias de Su Majestad (SM) fuera de España.

El abogado suizo no sólo es uno de los administradores de las fundaciones Zagatka y Lucum, sino que además figura en la cuenta del Credit Suisse de Ginebra, desde donde Álvaro de Orleans pagaba los gastos de Don Juan Carlos, como los jets privados utilizados para sus viajes internacionales.

El texto del documento, que forma parte de las diligencias P14783/2018 del fiscal helvético Yves Bertossa, señala que “Monsieur” (Señor) Felipe de Borbón y Grecia “es designado en calidad de cuarto beneficiario” y sobre él recaerá “la fortuna de la Fundación” por defecto si fallecen los anteriores beneficiarios.

La Casa del Rey emitió ayer un comunicado sobre la vinculación de Felipe VI con la Fondation Zagatka: “Su Majestad el Rey desconoce por completo totalmente y a día de hoy su supuesta designación como beneficiario de dicha Fundación. En todo caso, de ser cierta, su designación como beneficiario de la citada Fundación, resultaría de aplicación el apartado 2 de este comunicado”.

La nota oficial se refiere a la decisión tomada por Felipe VI en 2014 de “renunciar a la herencia de Don Juan Carlos que personalmente le pudiera corresponder, así como cualquier activo, inversión o estructura financiera”.

El protagonismo de Álvaro de Orleans

El primer y segundo beneficiario de Fondation Zagatka son el primo del ex monarca, Álvaro de Orleans-Borbón, y el hijo de éste, Andrés de Orleans-Borbón y San Martín.

Álvaro de Orleans declaró al diario ‘El País’ que su primo era el tercer beneficiario de Zagatka por decisión suya. Según el aristócrata, él era el único propietario de los fondos de la Fundación. Sin embargo, el Príncipe de Orleans omitía la presencia de Felipe VI como cuarto beneficiario.

El “reglamento” de Zagatka atribuye a Álvaro de Orleans “el derecho de disponer libremente de toda la fortuna de la Fundación, incluyendo ganancias del capital, intereses, dividendos, derechos de opción, etc…”

Sin embargo, las pesquisas que se siguen en la Fiscalía del Cantón de Ginebra, desde agosto de 2018, dispone de pruebas que demuestran que el primo de Don Juan Carlos actúa de pantalla. OKDIARIO desveló hace una semana un documento en el que el abogado Canonica informaba al banco Mirabaud sobre una donación desde otra offshore -Fondation Lucum- de 2 millones de euros a la ex pareja sentimental del ex monarca, Marta Gayá.

Canonica informaba a la entidad bancaria que la orden de pago procedía del “beneficiario” de la sociedad, que conocía a Gayá desde hacía 25 años. Y añadía: “El primer beneficiario de Fondation Lucum desea, teniendo en cuenta sus relaciones en el pasado, asegurarle una vida decente y ayudarle financieramente”. No cabía ninguna de que el protector de Gayá era su ex pareja sentimental, Juan Carlos I.

Los pagos en Suiza

El “reglamento de la Fundación” recoge que el Consejo “se liberará de todas las responsabilidades con respecto a los beneficiarios tan pronto como él haya puesto a su disposición las sumas u otros activos que serán redistribuidos, depositándolos a su favor en un banco suizo”.

Así mismo, Dante Canónica, a quien acompaña en la firma Guido Meier –ambos responsables del Consejo de la Fundación– aclara en el documento que “el Consejo no está obligado a pagar las sumas ni a remitir los activos, cuyo pago sería solicitado por un beneficiario, en forma de monedas extranjeras ni a transferirlos fuera de Suiza”.

El reglamento de la Fundación, en el que figura como beneficiario Felipe VI, fue suscrito por Canonica y Meier el 8 de mayo de 2006 y reemplazaba a otro anterior, con fecha 1 de octubre de 2003. Actualmente, su contenido seguía teniendo vigencia legal.

Zagatka ha sido la fundación que durante años ha servido de instrumento para ocultar los negocios y bienes de Don Juan Carlos fuera de España, principalmente en Ginebra y Mónaco.

Fondation Zagatka fue constituida en Vaduz (Liechtenstein) en octubre de 2003 como “un fondo familiar”. La firma tiene su sede legal en el domicilio del trust Allgemeines Treuunternehmen (ATU), en Äulestrasse 5 de la capital del paraíso fiscal europeo. Esta firma de Vaduz posee delegaciones en otros paraísos fiscales como Panamá.

La otra offshore, Fondation Lucum, que usaban los testaferros de Don Juan Carlos como tapadera, tenía su sede social en Panamá. Fue constituida en 2008 y liquidada en 2012, una vez que Don Juan Carlos donó a Corinna Sayn Wittgenstein 65 millones de euros.

https://okdiario.com/investigacion/este-documento-prueba-que-juan-carlos-i-nombro-beneficiario-offshore-zagatka-rey-felipe-2006-5304095