La semana pasada tuvo lugar el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasel. Desde entonces todas las noches hay actos vandálicos en ciudades de España y políticos están aplaudiendo estos actos.